BlackBird revoluciona la gestión de las SICAV: "Ofrecemos invertir en personas"

BlackBird revoluciona la gestión de las SICAV: «Ofrecemos invertir en personas»
Marc Ribes y Gisela Turazzini, fundadores de BlackBird.

A Capital RV SICAV, es la nueva SICAV asesorada de BlackBird, el bróker online de A Capital BB Agencia de Valores, SA, dirigida por Gisela Turazzini y Marc Ribes.

Tras años demostrando su independencia, como han demostrado en los controvertidos análisis sobre la fiabilidad del MAB (con sonados casos como los de Carbures y Gowex) así como con las advertencias sobre el uso fraudulento del Popular, saltan a la palestra ampliando sus servicios de formación y análisis bursátil, y con el asesoramiento sobre vehículos de inversión.

A Capital RV SICAV se ha nutrido de los análisis de Blackbird durante 2016 para lograr un retorno neto para sus inversores del 5,50%, en contraposición al -3.70% del selectivo, y hacer lo propio en este 2017, en el que la SICAV ha conseguido un 9% de rentabilidad neta en los tres primeros meses del año, situándose entre los fondos de inversión más rentables de España.

La clave: su visión sobre la banca española, siendo la primera casa de análisis en España en defender la inversión en bancos españoles y aprovechar las importantes infravaloraciones de estas compañías.

Según nos cuentan Gisela y Marc, las ventajas de la SICAV parten de la facilidad a la hora de tomar posiciones, ya que se puede comprar como una acción en el MAB, desde cualquier banco, simplemente dando el código ISIN a su entidad, ES0114493036.

La segunda ventaja de la SICAV parte de la visión de los jóvenes emprendedores sobre la evolución futura del sector inversión en España. España ha sido siempre un sector extremadamente bancarizado y, por supuesto, los conflictos de interés son uno de los puntos negros del sector.

"Nosotros hemos alineado nuestros intereses con los de nuestros accionistas, puesto que hemos invertido nuestro capital en vehículo. Tras un año y medio de intenso trabajo, estamos en disposición de ofrecer performance y track record, por lo que hemos decidido abrir el fondo a nuevos accionistas", explica Marc Ribes a OKDIARIO.

"Queremos inversores que compartan nuestra filosofía de inversión, que comprendan lo que hacemos y se sientan identificados con la filosofía de BlacBird. La experiencia está siendo positiva, puesto que nuestros inversores tienen acceso a un espacio web en el que cada lunes explicamos en abierto nuestras estrategias y aproximamos nuestra filosofía de inversión a todos nuestros accionistas. Pensamos que el futuro pasa por la gestión activa de pequeños gestores, puesto que el gran fracaso de las gestoras de la banca tradicional se debe a sus claros conflictos de interés", señala Gisela Turazzini.

Según BlackBird, el gestor de un banco tradicional jamás invertirá en según que compañías puesto que lo simple es seguir al rebaño y justificar así su puesto de trabajo. A parte, "sabemos que mientras MIFID no obligue a las gestoras a buscar un bróker externo, la tentación de que la gestora sea el principal cliente de su bróker es un factor decisivo para explicar el gran fracaso de la gestión activa. Nosotros pensamos en la bolsa las 24 horas del día y buscamos las mejores ideas de inversión. Somos conscientes del los riesgos que asumimos y hacemos un esfuerzo titánico para explicarlos y compartirlos con nuestros inversores", explican desde la gestora.

"Nuestra SICAV es de renta variable y está pensada para ofrecer fuertes rendimientos a largo plazo, pero es importante que nuestros accionistas no se creen falsas expectativas, puesto que la volatilidad es un elemento innegociable a corto plazo. Por ello, estamos al al lado de nuestra gente, para explicar las cosas que hacemos en cada momento. Por ejemplo, en febrero de 2016, tras las fuertes caídas del mercado, explicamos a nuestros accionistas, que entraríamos en banca española y en compañías muy baratas como Mapfre o Repsol, vendiendo eléctricas e Inditex. Esta idea de cambiar momento por valor supuso un pico de volatilidad, pero nos permitió batir al mercado en casi un 9% neto al final del año. El inversor es muy fiel con una filosofía de inversión, siempre que esté bien informado, y nosotros buscamos la transparencia absoluta, puesto que en  la inversión en bolsa, como sabemos, la parte emocional es determinante", continúan desde BlackBird.

Futuro optimista

Desde BlackBird son optimistas de cara al futuro con su valor liquidativo. Sin embargo, advierten de que, a medio plazo, hay que ser prudentes, puesto que la elevada valoración de algunos sectores en la bolsa americana les recuerda en cierto modo al 1999 o al 1987. "En Europa, las cosas van por otro lado, sin lugar a dudas. Eso significa, que si sabemos escoger, tenemos muchas oportunidades. Nuestros temas de inversión están enfocados a la recuperación de los tipos de interés, provocados por los efectos colaterales de las políticas monetarias de los principales bancos centrales, es decir, la inflación. Por ello pensamos que hay mucho valor en compañías cíclicas y en el sector financiero", explica Gisela Turazzini.

"Vemos una importante rotación en el mercado que manifiesta una nueva aversión al riesgo por parte de los inversores, algo no visto en los últimos 5 años. Evitamos por lo tanto compañías con mucha visibilidad en sus negocios, no porque no nos gusten, sino porque están caras y tal vez por este motivo, los fondos value están sufriendo este año".

En cuanto a divisas, desde BlackBird apuestan con fuerza por el euro, así como los negocios que se beneficien de ello. Bajo su punto de vista, tras el riesgo de desintegración de Europa, "parece que los populismos van siendo derrotados". Así, según los gestores, si en Francia pierden Le Pen y en Italia el populismo más radical queda al margen del gobierno, probablemente veamos una relajación en las primas de riesgo y por lo tanto, una caída en el bono alemán a diez años.

Además de banca española, cíclicas, euro y cortos en deuda pública, "estamos valorando muy seriamente un proceso de stock picking muy meticuloso, buscando compañías que nos ofrezcan valor. Hemos comprado autos alemanes y por ejemplo, Quabit, una compañía promotora, que tras su proceso de reestructuración nos ofrece la posibilidad de entrar en una small cap, de la que pensamos que podremos sacar bastante rendimiento a largo plazo".

"Otro de los activos que nos tienen entusiasmados es Banca Sistema, un banco de pequeña capitalización en Italia que tiene unas magnitudes extraordinarias, con un margen sobre intereses del 25%, un core capital del 15% y un modelo de negocio enfocado hacia la banca empresa que nos parece sensacional. Nos hemos hecho con un buen puñado de acciones. Pensamos que en Italia y Francia, existen también importantes oportunidades de valor, en mercados mid y small cap, lo que nos garantiza que podemos tener a medio plazo una fuerte revalorización en nuestro valor liquidativo", concluye Ribes.

Tres ideas de inversión para BlackBird

  • Santander: "El pánico se apoderó del mercado el día del Brxit. Ese día estuvimos 37 horas pegados a la pantalla y justo en el momento de mayor pánico, cuando muchos inversores salían corriendo del mercado, vimos una incongruencia en el precio del Santander que nos hizo duplicar nuestra inversión. Pasados siete meses, hemos conseguido un 50% de rentabilidad para nuestros accionistas. La primera gran divergencia de momento entre banca española fue el punto de partida, poder comprar Santander a 0.7 vecces su valor contable fue un verdadero regalo del Brexit, como también lo fue IAG".
  • Sabadell: "Nuestra principal inversión. Un banco doméstico que ha integrado en sus cuentas diferentes negocios como la CAM, Caixa Penedés o el banco británico TSB. Es tan buena la gestión del Sabadell que ha conseguido empaquetar tres negocios de enorme volumen e integrarlos con una facilidad que asombra. Morosidad controlada y bajando, diversificación geográfica, core capital muy por encima de la norma y, lo mejor, cotizando a 0.60 veces valor contable. El miedo del Brexit y las cláusulas suelo nos parecieron absurdos, puesto que en lo primero existían coberturas y en lo segundo provisiones. No deja de sorprender que para algunos inversores sea más cómodo comprar Amazon INC pagando 200 veces los beneficios anuales, que comprar Sabadell a 0.6 veces su valor contable. Sabadell ha vendido recientemente su división en Florida por mil millones de euros, lo que implica valorar el banco en 1.92 veces su valor contable, lo que equivale un precio objetivo de entorno los 5,50€. No tenemos intención de vender ni una acción del Sabadell a menos de 4-5€".
  • Quabit: "En este caso, estamos hablando de una compañía de mucho riesgo. Hemos tomado una posición del 2,5% de nuestra cartera. La idea pasa por el crédito fiscal y las quitas. Tener 185 millones en pérdidas es una ventaja, puesto que es una palanca que puede permitir reinvertir las ganancias en negocio e impulsar los beneficios. Las quitas, por otro lado, han permitido a la compañía pasar de una deuda de más de 1.000 millones a poco más de 100. Por supuesto valoramos negativamente algunos de los solares de Quabit, pero pensamos que tras la ampliación de capital por 38MM€, la compañía está perfectamente capitalizada para desarrollar su plan estratégico, que en caso de llevarse a cabo, podría llevar la cotización en un rango de entre 5-7€. Pagando 2,25€ por acción, pensamos que hay suficiente margen de seguridad para intentarlo, puesto que con un adecuado tamaño de posición, los riesgos que asumimos, pensamos que son razonables".

Lo último en Economía