Bancos

Bankia pide a Sánchez que continúe con su privatización en contra de la idea de Iglesias

Bankia
El consejero delegado de Bankia, José Sevilla, a su llegada a rueda de prensa donde hoy presentará resultados de las cuentas de 2017. EFE/ Paco Campos

El CEO José Sevilla considera sin embargo que ahora mismo la acción está muy barata y no es el momento de vender.

Los gestores de Bankia quieren que la entidad se siga privatizando siguiendo el plan marcado por el anterior Gobierno del Partido Popular. Así lo ha asegurado el CEO de la entidad José Sevilla, que ha asegurado que "lo razonable es que el compromiso con la privatización continúe". Sevilla se ha expresado así durante la rueda de prensa tras la presentación de resultados trimestrales de enero a marzo, donde la entidad ha visto muy castigado su margen de intereses así como su propia rentabilidad sobre fondos propios, afectados ambos con fuerza por la prolongación de los tipos de interés.

"Tenemos un consenso de que las valoraciones actuales no reflejan bien el precio de medio plazo de la entidad, pero el calendario de ventas tiene que decidirlo el accionista mayoritario, es decir el FROB", ha indicado Sevilla, quien ha indicado que tal vez no es un buen momento para vender y en cualquier caso dependerá de la evolución del mercado.

La victoria contundente del Partido Socialista en las elecciones de este domingo y la posible búsqueda de pactos de investidura por el lado izquierdo del arco parlamentario, donde se encuentra un disminuido Podemos que se ha quedado casi en la mitad de sus resultados, añaden incertidumbre al futuro del banco de capital público presidido por José Ignacio Goirigolzarri.

Sin valoración electoral

Sevilla no ha querido hacer ninguna valoración sobre los resultados electorales de este domingo a pesar de que el propio futuro de la entidad depende en buena parte del nuevo Ejecutivo que se constituya y de los acuerdos parlamentarios a los que llegue. La intención de Podemos, que es entrar en el Gobierno, parece lejana teniendo en cuenta el mal resultado que ha tenido la formación de Pablo Iglesias en este domingo electoral, donde ha sido el partido más castigado junto con el Partido Popular.

Sevilla ha asegurado que el banco no ha mantenido ningún "contacto con Podemos" y que por tanto no ha tratado de convencer a la entidad sobre la poca pertinencia de crear un banco público.

Con respecto a sus resultados que ha presentado este lunes, el banco ha ganado este primer trimestre 205 millones de euros aunque su rentabilidad ha caído del 7,5% al 6,6%, muy lejos de las cifras del 10% sobre recursos propios que pide el mercado.

El banco sin embargo tiene un exceso de capital que podría utilizar, según ha indicado, para aumentar su retribución al accionista.

 

Lo último en Economía