El Banco de España pide fusiones transfronterizas y advierte que la era de tipos bajos no ha terminado

Banco Popular
El subgobernador del Banco de España, Javier Alonso. (Foto: APIE)

El subgobernador del Banco de España, Javier Alonso, considera que se debería producir un aumento de las fusiones transfronterizas en el sector bancario con el objetivo de "reducir el exceso de capacidad" y "mejorar la eficiencia" de las entidades. Hace casi dos años OKDIARIO avanzó que el organismo supervisor español veía con buenos ojos la participación de entidades financieras extranjeras en el proceso de concentraciones al que se enfrentaba el sector en España y que tuvo que ser retrasado por el bloqueo institucional de 2016.

Alonso ha explicado que sería "deseable" que estas operaciones corporativas se llevaran a cabo a nivel europeo, entre diferentes países, aunque "no parece ser la tendencia que prevalece". "Debemos seguir trabajando para identificar los elementos que puedan estar limitando dichas operaciones", ha señalado durante su intervención en el VIII Encuentro financiero organizado por el diario ‘Expansión’ y KPMG.

Aunque no lo ha mencionado, en la mente de todos los asistentes estaba el futuro de Liberbank, entidad que podría ser fusionada con un banco galo, a tenor de las conversaciones que mantiene el Ministerio de Economía con los agentes financieros del sector en Europa.

El subgobernador ha constatado lo que ya es un secreto a voces: que los tipos de interés van a mantenerse en niveles bajos durante mucho tiempo en Europa, lo que seguirá presionando los márgenes de la banca y reduciendo la rentabilidad del negocio tradicional: prestar dinero y captar depósitos. Alonso ha hecho referencia a estos "elementos de incertidumbre" que provocan que el crédito "aún se mantenga en tasas negativas", y que la rentabilidad de las entidades financieras esté muy lejos de los niveles anteriores a la crisis.

A este respecto, el subgobernador del Banco de España ha recordado que los bajos tipos de interés han sido "un factor clave en la recuperación económica", pero que ahora perjudican al sector financiero. "Debemos ser cautelosos y descontar que el entorno de bajos tipos de interés puede tener cierta persistencia",algo que "hay que tener en cuenta" a la hora de analizar la rentabilidad bancaria en los próximos años.

 

Por otra parte, el subgobernador ha destacado que los bancos deben hacer frente a otros desafíos, como las mayores exigencias regulatorias en materia de solvencia y de resolución bancaria, que requieren mantener en balance instrumentos financieros con capacidad suficiente de absorber pérdidas.

Para Alonso, la constitución de estos requerimientos mínimos de MREL "no es una tarea sencilla" y se presenta "como un reto especialmente exigente en el caso de entidades que no tengan experiencia en la emisión en el mercado de este tipo de instrumentos".

Por último, el subgobernador ha hecho referencia a la confianza de los clientes, "el principal activo que tienen las entidades", que fue socavado durante la crisis. "Su recuperación es uno de los principales desafíos" de los bancos, algo que deberán hacer a través de la mejora de la transparencia en la comunicación, la aplicación de mejores prácticas de comercialización y la protección de los intereses de los clientes.

"El negocio bancario se halla en un momento de profunda transformación, cuyas implicaciones son aún difíciles de prever. No sabemos lo que depara el futuro para el sector, pero sí sabemos que las entidades deben y pueden preparase para ello", ha concluido.

Lo último en Economía