Hasta septiembre

El agujero en las pensiones crece: la Seguridad Social ya acumula un déficit de 7.677 millones

Seguridad Social
José Luis Escrivá, ministro de Seguridad Social.

La Seguridad Social ha registrado un déficit de 7.677,8 millones de euros entre los meses de enero y septiembre, lo que equivale al 0,69% del PIB, según ha publicado el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

Esta cifra es la diferencia entre unos ingresos por valor de 120.613,8 millones de euros, que suben un 11,5% interanual, y unos gastos por importe de 128.291,7 millones, cifra un 10,7% superior a la del mismo periodo del año pasado.

Del volumen total de ingresos, el 90,76% corresponde a las entidades gestoras y servicios comunes de la Seguridad Social, y el 9,24% restante, a las mutuas colaboradoras con la Seguridad Social. En cuanto a los gastos, el 88,49% ha sido reconocido por las entidades gestoras y el 11,51%, por las mutuas.

En términos de caja, la recaudación líquida del sistema alcanzó los 118.717,5 millones de euros hasta septiembre, lo que representa un incremento del 11,3% interanual, debido en gran medida a las transferencias del Estado. Por su parte, los pagos arrojan un aumento del 10,7%, hasta un total de 128.142,9 millones de euros.

Entre enero y septiembre, los ingresos por cotizaciones sociales suman 88.894,3 millones de euros, un 4% menos que en el mismo periodo de 2019. Este comportamiento viene motivado por el descenso en la cotización de ocupados en un 6,67%- lo que suponen 5.829,8 millones de euros menos-, ya que la de desempleados aumenta un 41,1%, con 2.117 millones de euros más.

Ambas medidas, que incluyen exenciones en las cotizaciones a la Seguridad Social, han supuesto una pérdida de ingresos de 3.277,9 millones de euros hasta septiembre. A ello hay que sumar la concesión de moratorias que a 30 de septiembre se cifran en 483 millones de euros de cuotas reintegradas.

Por su parte, las transferencias corrientes totalizaron hasta septiembre 30.854,2 millones, lo que representa un incremento del 116,4% respecto al mismo periodo del año anterior. Dentro de este apartado, la partida más significativa es la correspondiente a las transferencias del Estado y Organismos Autónomos, que suma un total de 26.385,3 millones, lo que supone un aumento interanual del 133,2%.

Esto se debe a la transferencia de 14.002,59 millones de euros que el Estado ha concedido a la Seguridad Social para equilibrar el impacto en las cuentas de la Seguridad Social derivado del covid-19, aprobada el 26 de mayo.

Suben las pensiones

Las prestaciones económicas a familias e instituciones alcanzaron los 117.652,2 millones de euros, un 8,3% más que en el mismo periodo de 2019. Esta cifra representa un 91,7% del gasto total realizado en el sistema de Seguridad Social.

La mayor partida, 109.213 millones, corresponde a pensiones y prestaciones contributivas, con un crecimiento interanual de casi el 8,9%. El gasto en pensiones contributivas de invalidez, jubilación, viudedad, orfandad y en favor de familiares aumentó casi un 3%, hasta los 94.040,3 millones de euros, como consecuencia del mayor número de pensionistas.

En cuanto a las prestaciones en concepto de nacimiento y cuidado de menor, el gasto se elevó hasta los 2.187,3 millones, un 14,3% más, debido al aumento del permiso por paternidad de 8 a 12 semanas.

El covid-19 incrementa el gasto

El gasto total en incapacidad temporal (IT) se incrementó hasta septiembre un 25,1%, hasta los 8.481,7 millones, debido a que el gasto en IT por contingencias profesionales registró un avance del 24,5%, hasta los 968,8 millones de euros, a causa de los procesos derivados del covid-19, que sumaron 553,8 millones de euros. El gasto en contingencias comunes fue de 6.958,2 millones de euros, un 16,7% más.

En cuanto a la prestación extraordinaria para autónomos, su importe alcanza los 4.112,4 millones de euros hasta septiembre, 3.699 milllones para la prestación extraordinaria y 413 millones por el cese de actividad ordinario.

Por su parte, las pensiones y prestaciones no contributivas, alcanzaron hasta septiembre los 8.438,7 millones de euros, un 2% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior.  De dicho importe, se destinan a pensiones no contributivas y complementos a mínimos 6.753,19 millones, y a subsidios y otras prestaciones, 1.685,5 millones, de los que 1.632,7 millones corresponden a prestaciones familiares e Ingreso Mínimo Vital (IMV).

Los gastos de gestión, por su parte, retrocedieron entre enero y septiembre un 1,4% interanual, con un aumento de los gastos de personal del 4,2% y descensos del 10,3% en los gastos corrientes de bienes y servicios y del 8,5% en los dedicados a inversiones.

Lo último en Economía

Últimas noticias