Liga Santander 2018-2019

¿Ha vuelto el Real Madrid?

Real Madrid
Los jugadores del Real Madrid celebran un gol. (EFE)

El Real Madrid mostró la mejor versión de la era Solari en la gran victoria ante el Sevilla. El Bernabéu supo valorar el esfuerzo del equipo y valoró de forma positiva un partido que puede marcar un punto de inflexión en la temporada. ¿Será un espejismo o el comienzo de algo bonito?

¿Ha vuelto el Madrid? Esa es la pregunta que pulula en el ambiente entre todos los devotos del blanco que llevan unos meses de sinsabores. Porque desde que Ramos levantara al cielo de Kiev la Decimotercera todo han sido noticias dolorosas. Pero el pasado sábado, por fin, el madridismo se volvió a llevar una alegría. Porque ante el Sevilla se vio al mejor Real Madrid de la temporada.

La victoria ante el cuadro hispalense puede que sea el comienzo de algo bonito (en antaño con Zidane el equipo también se solía entonar allá por febrero) o fruto de un espejismo, pero lo que está claro es que este sábado se vieron signos de mejoría en un equipo que tiene una cuenta pendiente con la opinión pública. Porque las críticas han sido exacerbadas y el vestuario ha recuperado el hambre de victoria ante tanto juicio de valor, que los pesos pesados consideran injustos.

Lo que sí está claro es que ante el Sevilla se vio a un Madrid que aunó un partido completo de bueno juego con un sacrificio que no se había visto a lo largo de temporada. Los hombres de Solari le pusieron testosterona y eso se reflejó en una segunda mitad donde la presión reinó y se jugó a lo que quiso y dónde quiso el equipo blanco: en el campo del cuadro hispalense.

Y eso lo supo reconocer el Bernabéu, un estadio que ha sido un páramo en una primera vuelta tediosa. El sábado, el templo merengue, exigente dónde los haya, supo reconocer el esfuerzo a su equipo y hubo conciliación a la conclusión del partido. Los jugadores salieron vitoreados y eso es toda una victoria moral rumbo a nuevas victorias. Porque aún lo mejor está por llegar.

Una victoria anímica

Ramos y Modric reflejaron el sentir del vestuario tras el buen triunfo ante el Sevilla. Ambos hablaron de moral y ánimo para referirse a una victoria que ha ido directo al corazón de los jugadores. Porque el equipo necesitaba volver a confiar en si mismo y sentirse querido por la afición. Bueno, pues ante el Sevilla lo coincidieron.

Así que en los próximos partidos habrá que ver si este nivel mostrado es fruto de la casualidad o una señal inequívoca de que el Real Madrid ha vuelto a ser el que ha deslumbrado al mundo en las últimas tres temporadas. La primera parada ocasión para comprobarlo, el jueves contra el Girona.

Lo último en Deportes