El galés marcó al Atlético

La última bala de Bale

bale
Gareth Bale respondió a su suplencia con un gol en el derbi madrileño.

Gareth Bale fue suplente en el derbi ante el Atlético pero aprovechó los minutos que Solari le dio en la segunda parte. Marcó en el Wanda y demuestra que el olfato goleador no lo ha perdido. Su futuro sigue en el aire

Gareth Bale tiene las dos caras por las que puede pasar un futbolista: ser suplente y ser decisivo. Y es que el galés lleva ya varios partidos, desde que regresó de la lesión, solo ha sido una vez titular (de cinco partidos), arrollado por la explosión de Vinicius y la seguridad de Lucas Vázquez.

Sin embargo, los minutos que jugó (excepto el pasado miércoles en el Camp Nou) los aprovechó. En estos últimos cinco encuentros, Bale ha tenido, de media, una media hora de juego en cada encuentro para poder demostrar que sigue siendo ese jugador al que hay que esperar. Y, a tenor de los acontecimientos, está preparado. Aunque le falta ritmo y ambición.

Bale marcó el tercer gol del Real Madrid en el Wanda Metropolitano, el tanto que sentenció el derbi madrileño y con el que el galés también se reivindicó en cierta manera, con una curiosa celebración sin saber exactamente quien era su destinatario.

El galés aprovechó los minutos dados por Solari ante el Atlético y fue otro revulsivo del Real Madrid, un acierto además de Solari en el derbi, dando aire fresco a su equipo en un momento en el que los rojiblancos estaban mejor. Bale, al final, hizo lo que le pidió su entrenador y cambió el encuentro en cierta manera.

Tan discutido durante tanto tiempo, en estos últimos cinco partidos, en los que ninguno ha jugado al completo y solo uno como titular, ha marcado dos goles y se le ha visto algo más enchufado que de costumbre. Bale, tras el derbi madrileño, se ha revalorizado, pero ahora hay más que eso: ser regular.

O es más decisivo o será puesto en el mercado

En el Real Madrid se tiene total seguridad de la importancia de Gareth Bale, así como de su calidad y capacidad para ser decisivo en los grandes momentos. Pero desde el club blanco se pide al galés que sea más regular y que sea más decisivo en más partidos. Sin que se le compare, Vinicius es un ejemplo. El brasileño lleva once partidos consecutivos de titular y esa racha es por algo. Bale tiene que seguir ese cambio.

La idea del Real Madrid era ponerle en el mercado el próximo verano, pero seguirán dando una oportunidad a Bale… si es decisivo hasta lo que resta de temporada. Si Gareth vuelve a ser intermitente e irregular, el Madrid tiene claro que su futuro pasa por una venta . Ya no quedan más opciones.

Últimas noticias