Mundial 2018 Rusia

Triunfo raquítico de Croacia ante una Nigeria peleona

Croacia venció a Nigeria gracias a un gol en propia meta y otro de penalti

croacia
Luka Modric guió a Croacia a su primer triunfo en el Mundial. (Getty)

La selección croata comenzó con triunfo su andadura en el Mundial de Rusia gracias a un gol en propia meta de Etebo y un dudoso penalti de Ekong sobre Mandzukic transformado por Luka Modric. Los balcánicos se llevaron un excesivo premio ante una Nigeria que propuso más, pero que pagó caro sus propios errores. Los rojiblancos lideran el grupo D por delante de Argentina e Islandia, que hoy empataron.

El combinado africano le arrebató el balón en los primeros minutos a una Croacia que se encontraba incómoda abusando en exceso de los balones colgados a sus delanteros. El equipo europeo, sin embargo, dispuso de las primeras ocasiones en forma de disparo alto Perisic a punto de cumplirse el cuarto de hora de juego.

Del equipo que había puesto contra las cuerdas a España en la Eurocopa poco quedaba, al menos en cuanto al juego. Nigeria, a través de Moses, amenaza la portería croata con electricidad por las bandas y las llegadas en segunda línea de Obi Mikel.

Cuando mejor estaban los verdes, Croacia se zafó de la presión en un corner que peinó Kramaric a la cabeza de un Mandzukic cuyo disparo iba fuera hasta que Etebo lo desvió involuntariamente contra su propia portería. La selección rojiblanca, viéndose con la ventaja en el bolsillo, se propuso dormir el encuentro mediante la posesión y el toque de Modric y Rakitic.

Nigeria la tuvo al borde del descanso en una jugada a balón parado. Iwobi cazó un balón que iba dentro hasta que Loevren se cruzó para taponar el disparo. El gol se mascó antes del receso, pero Croacia salvó el match-ball en ese momento.

Croacia no cambió su cara en la segunda mitad realizando un juego lento y cansino intentando bajar la fogosidad física de los nigerianos. Las ocasiones llegaban con cuentagotas para ambos contendientes por la estrategia del equipo dirigido por Zlatko Dalic.

La puntilla para las esperanzas africanas llegó en el minuto 69 cuando Ekong cometió un penalti absurdo sobre Mandzukic. El central se abalanzó sobre el delantero de la Juventus cuando intentaba rematar un balón al área. El VAR tampoco dudó. Era absurdo, pero era penalti. Luka Modric, de sutil golpeo raso, se aseguró de cerrar el encuentro.

En los últimos minutos, con Nigeria abierta a tumba abierta buscando el gol del honor, Croacia mejoró su imagen con la segunda unidad personificándose esa perspectiva en la entrada de Brozovic y Kovacic y la nueva situación de Perisic en el flanco zurdo. Los balcánicos se llevan como mejor noticia de su estreno mundialista el resultado. El juego todavía está lejos para tenerles como aspirantes a algo más que cuartos.

Lo último en Deportes

Últimas noticias