Mundial 2018 Rusia

Rusia esnifó amoníaco para mejorar su rendimiento contra España y Croacia

rusia
Cheryshev ha sido uno de los jugadores rusos más destacados en el Mundial. (Getty)

Rusia vuelve a estar señalada por el dopaje, aunque en este caso no por ingerir una sustancia prohibida. Los jugadores del país anfitrión del Mundial 2018 habrían estado esnifando amoníaco para mejorar su rendimiento antes y durante la celebración de los partidos, según informa el diario Süddeutsche Zeitung.

Si algo ha llamado la atención de los partidos que disputó Rusia ante España y Croacia, fue el enorme poderío físico que mostraron. A pesar de que se pasaron ambos partidos corriendo detrás del balón, los jugadores rusos no se vinieron abajo físicamente en ningún momento. De hecho, llegaron a la prórroga mucho más enteros que sus rivales.

Según informa el diario muniqués, la federación rusa reconoció al periódico alemán que, antes de entrar al campo contra España, uno de los suplentes de Cherchesov esnifó amoniaco impregnado en una bola de algodón.

El amoníaco no está distinguido como una sustancia prohibida en los reglamentos antidopaje internacionales, pero proporciona beneficios físicos: estimula la respiración y mejora el flujo de oxígeno en la sangre. "La federación rusa actuó como si se tratara de algo tan común como usar champú en la ducha", escribe el Süddeutsche Zeitung.

Lo último en Deportes