Quique Sánchez Flores retrocede tras abrazar a Messi: "Pido perdón a los pericos"

quique-sanchez-flores-espanyol
Quique Sánchez Flores, en el banquillo. (Getty)

Quique Sánchez Flores ha pedido disculpas por sus palabras de elogio hacia Messi tras el derbi del pasado domingo en el Camp Nou. "Es capaz de cambiar cualquier partido. Es el único jugador del mundo que podría marcar un hat-trick en cada partido si se lo propusiera", dijo el técnico en sala de prensa.

Sus declaraciones no sentaron nada bien a los aficionados del Espanyol y por eso, en la previa del encuentro de Copa del Rey que enfrenta este jueves a los pericos con el Alcorcón, ha tenido que rectificar y pedir perdón por sus declaraciones, el abrazo efusivo con Messi y decir que tenía múltiples camisetas de él porque su hijo es del Barça.

"Quiero dar mi punto de de vista y transmitirlo a la afición perica, que es lo que más me importa. Lo que menos quiero es que mi gente, la que está a mí alrededor, en ningún caso se vea frustrada y sorprendida por algún acto que le pueda disgustar. Quiero transmitir amor, cariño y generar una tendencia claramente positiva", explica el preparador madrileño.

Además Quique Sánchez Flores comentó que se ha "sentido frustrado por las reacciones de estos días. Si he causado una pena o máxima decepción a cualquier perico pido mil disculpas porque no es mi voluntad y mucho menos desde la espontaneidad de mis actos. Estoy con la identificación por el Espanyol, de máximo agradecimiento por el recibimiento. Que si tienen que llorar que sean por alegrías y no por penas".

"He sentido frustración al saber que fue una reacción incómoda entre los pericos. Lo lamento. Que entiendan que lo que intento hacer desde mi punto de vista personal es tratar de la mejor manera posible a los rivales, así lo he hecho siempre sin distinción de equipos ni de categorías. Intento siempre representar lo mejor posible al Espanyol y que los aficionados se sientan orgullosos. Mil perdones si hemos herido la sensibilidad de los nuestros y seguiremos trabajando por conocer a la perfección la historia del Espanyol", añadió.

"Es imposible conocer los 116 años de historia en los meses que he estado aquí. Mil perdones, mil disculpas a la afición del Espanyol y espero que sigamos empujando para seguir creciendo y manteniendo nuestra relación porque es una de las armas fundamentales para que el equipo vuele", concluyó el técnico perico.

Lo último en Deportes