JUEGOS OLÍMPICOS DE RÍO 2016

Cinco deportistas que estarán en el podio olímpico de Río sí o sí

OLÍMPICO
El espíritu olímpico se ha apoderado de Río de Janeiro. (AFP)

Usain Bolt

bolt
Usain Bolt es seis veces campeón olímpico.

El hombre rayo tiene ante sí el desafío final de su carrera. Bolt quiere un imposible: volver a ser campeón olímpico de 100, 200 y 4×100 metros. El jamaicano ya disfruta de un lugar permanente en el Olimpo de los mejores atletas de todos los tiempos, pero para él nada es suficiente. Alcanzar el nivel de iconos como Ali o Jordan se ha convertido en su obsesión y no escatimará esfuerzos para derrotar a sus rivales, quizá en peor forma que nunca pero igual de temibles como Justin Gatlin o Yohann Blake. Bolt sabe que está a poco menos de dos minutos compitiendo para estampar su sello eterno en los aros olímpicos. No pensar en él como uno de los fijos en el podio supone una quimera.

Serena Williams

williams
Serena Williams ha ganado cuatro oros olímpicos en su carrera.

Cada vez que ha jugado en unos Juegos Olímpicos ha conseguido la medalla de oro: en Sidney 2000, en Pekin 2008 y en Londres 2012 por partida doble. La voracidad de la número uno del tenis mundial sigue en pie y llega a Río de Janeiro en su mejor momento. A sus 34 años, ha disputado siete de las últimas ocho finales de Grand Slam disputados ganando además cinco de ellos. Serena jugará en dobles con su hermana Venus. Su récord como pareja en los Juegos habla por sí misma: 15 triunfos y ninguna derrota.

Mo Farah

farah
Mo Farah, en el momento en que ganó los 5.000 metros en Londres 2012.

Vigente campeón olímpico, mundial y de Europa de los 5.000 y los 10.000 metros lisos. Con esta tarjeta de presentación, el británico espera intimidar a unos rivales que no saben que hacer para derrotar a Farah. El atleta es un auténtico camaleón en las carreras. Capaz de soportar un ritmo infernal, de correr a tirones e incluso de imponerse en un sprint, el corredor nacido en Somalia tiene el beneplácito de todo el mundo, incluido de las casas de apuestas, para estar en el podio. Para que se hagan una idea de su versatilidad, Farah es de los pocos del mundo que han sido capaces de bajar de los 3:30 en los 1.500 y el año pasado batió el récord de Europa del medio maratón.

Michael Phelps

phelps
Michael Phelps tiene en su palmarés 18 oros olímpicos.

¿Quién tiene narices de apostar contra el abanderado de Estados Unidos? A sus 31 años, El Tiburón de Baltimore ha vuelto a resurgir de sus cenizas para acudir, esta vez sí, a los que serán sus últimos Juegos Olímpicos. Con 22 medallas en la cita en su palmarés –18 de ellas de oro– y únicamente compitiendo en tres pruebas –sus favoritas– es un hecho casi consumado que Phelps acabará enfundándose medalla al cuello. Competirá en los 100 y 200 metros braza –donde ostenta el récord del mundo– y se despedirá en los 200 metros estilos, prueba en la que es tricampeón olímpico. Phelps espera poner un broche inolvidable a su carrera olímpica.

Dafne Schippers

schippers
Dafne Schippers fue la sensación de los pasados Mundiales de Atletismo.

La esperanza del atletismo europeo se presenta en los Juegos como la máxima favorita a arrebatar el dominio a Jamaica en los 100 y 200 metros. Sus objetivos a batir son la campeona olímpica Shelly-Ann Fraser-Pryce y su protegida Elaine Thompson, que es la mujer más rápida del año. Ambas son la principal amenaza para una Schippers que sólo lleva dos años compitiendo en ambas categorías, pero cuya progresión hace pensar que podemos estar ante una futurible recordman de la distancia. La holandesa se ha mostrado intratable en los recientes europeos de atletismo ganando dos oros sin despeinarse.

Lo último en Deportes

Últimas noticias