El '10' escribió una página gloriosa de su carrera

México 86: el Mundial que Maradona ganó él solo

Diego Maradona murió este miércoles a causa de una insuficiencia respiratoria en su casa de Tigre

Sigue en directo todas las reacciones a la muerte de Maradona

Conmoción en el mundo del fútbol. Diego Maradona ha muerto este miércoles a causa de una insuficiencia respiratoria en su domicilio de la localidad argentina de Tigre. Los 60 años de vida de Maradona dan para un sinfín de historias, anécdotas y recuerdos dignos de forjar la leyenda del que para muchos es el mejor jugador de la historia y para otros sencillamente es Dios vestido de futbolista. Pero sin ninguna duda ningún episodio de su vida tuvo más peso para escribir su legado que lo que sucedió en México en el año 1986.

El país azteca se convertía en el primero en repetir como sede de un Mundial después del rechazo de Colombia tres años antes por problemas a la hora de organizar la cita donde se reunían las 24 selecciones más importantes del fútbol. Entre ellas aparecía una Argentina que no estaba en las quinielas para el triunfo final, pero que tenía un Maradona llamado a entrar en la historia.

La de México era la segunda cita mundialista para un Maradona con de 25 años que lideraba un «equipo mediocre», como él ha reconocido posteriormente, pero que con la fuerza del grupo, la magia de su zurda y la ‘mano de Dios’ logró levantar la copa el 29 de junio en el estadio Azteca tras vencer a Alemania por 3-2.

México 86: el Mundial que Maradona ganó él solo

Sin embargo, el episodio más recordado de aquel Mundial no fue la final, sino el partido de cuartos que enfrentó a la albiceleste con la Inglaterra de  Gary Lineker. Fue allí donde anotó sus goles más famosos: la ‘mano de Dios’ y el mejor de la historia de los mundiales tras deshacerse de todos los defensores que se cruzaban a su paso y batir a Shilton. Todo lo que rodea a esa jugada es historia del fútbol, hasta la narración de Víctor Hugo Morales y su «¡siempre Maradona!».

México 86: el Mundial que Maradona ganó él solo

Otro doblete del ’10’ ante Bélgica llevó a Argentina a la final para rematar la historia y comenzar a escribir una religión que derivó en la creación de la Iglesia Maradoniana, que lo considera su dios. México presenció en nacimiento de una leyenda. Maradona ganó un Mundial él solo.

Maradona, un líder que hizo historia en México

Diego Armando Maradona entró en México siendo una estrella mundial con varias cuentas pendientes y salió del país con la categoría de leyenda. Porque además de deleitar sobre el terreno de juego, el astro argentino fue un líder único que desprendió carisma dentro y fuera del terreno de juego. Sus cánticos de «Argentina, Argentina» en el vestuario de la selección son historia de la humanidad… y de Argentina.

Porque Diego Maradona fue algo más que un futbolista. Fue el mejor de todos los tiempos y su mayor punto de eclosión fue el Mundial de México 86. Su partido ante Inglaterra es historia de la humanidad por el contexto y por lo que representó una el pase de ronda en el campeonato del mundo. Después de la Guerra de las Malvinas, y tras la muerte de 650 argentinos (reconocidos de forma oficial), el ya eterno ’10’ se vengó de los ingleses con un gol ilegal con la mano (para mayor regocijo de la albiceleste) y por un gol que está considerado como uno de los mejores (por no decir el mejor) de la historia del fútbol. El genio del fútbol mundial arrancó por la derecha a la altura del centro del campo y coló el balón en la red después de una jugada épica que este miércoles 25 de noviembre adquiere más relevancia si cabe.

Gracias a este tanto, Diego Maradona alcanzó la categoría de mito, leyenda y Dios para el pueblo argentino. Un pueblo que hoy llora al mejor futbolista de todos los tiempos que falleció a causa de un fallo respiratorio en su casa de Tigre dos semanas después de ser operado de un coágulo en la cabeza. Diego Maradona deja huérfano el mundo del fútbol, un planeta que conquisto gracias a sus dotes técnicas y un liderazgo que le hizo meterse en el corazón de todos. Sin lugar a dudas, el Mundial de México 86 fue clave en la carrera de Diego Armando Maradona. Un chico que en Villa Fiorito confensó que su sueño era ser campeón Mundial y lo acabó siendo tras una de las mayores exhibiciones que se recuerdan en el mundo del fútbol.

Lo último en Deportes

Últimas noticias