Fórmula 1

El McLaren MCL33 de Alonso ni corre ni aguanta sin romperse

McLaren
El McLaren MCL33 de Fernando Alonso ha sufrido durante las últimas carreras un retroceso en términos de fiabilidad, que se une a una limitada velocidad que no permite la consecución de los resultados esperados. (getty)

McLaren ha de presentar mejoras urgentemente en el MCL33 para poder tener un monoplaza competitivo en la Fórmula 1

Hace algún tiempo nos cuestionábamos si el McLaren MCL33 de Fernando Alonso era un éxito o un fracaso. Argumentos en ambos sentidos teníamos, desde luego. Sin embargo, el devenir de las carreras está haciendo que cada vez sean más los que opinen lo segundo. ¿Por qué? Porque a una velocidad que no está siendo lo esperado se le está uniendo ahora una preocupante falta de fiabilidad que le ha hecho abandonar al asturiano las dos últimas carreras.

El circuito Gilles Villeneuve de Canadá ha sacado a relucir todas las vergüenzas del McLaren de este año. El rápido trazado canadiense juntaba seguramente la totalidad de las demandas que más daño hacen al coche de Alonso, que de nuevo marcó una de las velocidades punta más bajas de todo el fin de semana. El resultado fue el peor puesto en parrilla del año, algo que luego ni siquiera tuvo influencia por el abandono protagonizado el domingo.

A pesar de que el McLaren MCL33 evolucionó en Barcelona, en Woking tienen todavía mucho trabajo si quieren ascender en el escalafón de la parrilla. De momento, solamente el buen hacer de Fernando Alonso ha hecho que el equipo británico tenga una buena cantidad de puntos en su casillero. El asturiano es séptimo en la general de pilotos con 32 puntos, mientras que su compañero de equipo Stoffel Vandoorne solamente ha sumado 8 tantos.

Durante estas dos semanas, en los cuarteles generales de McLaren se van a analizar con detalle los dos últimos abandonos sufridos por Fernando Alonso, de tal manera que se tratará de asegurar una fiabilidad que resultará fundamental para que el monoplaza progrese. Aún queda mucho recorrido para que la escudería vuelva a ser lo que un día ya fue, y lo primero para ello es tener un vehículo que sea capaz de acabar carreras. Y ya si después corre, pues mejor que mejor.

Lo último en Deportes