Número dos del World Padel Tour y estudiante de quinto de medicina

Marta Ortega: «Estoy preparada por si me llaman para ayudar a parar el coronavirus»

Martita Ortega, número dos de World Padel Tour y estudiante de quinto de medicina, ha atendido a OKDIARIO durante la cuarentena para charlar sobre sus objetivos esta temporada y cómo está viviendo estos momentos tan complicados a causa del coronavirus

Ver vídeo

Martita Ortega, jugadora número dos del World Padel Tour, ha charlado con OKDIARIO para analizar cómo está llevando la cuarentena y qué cosas hace para no perder la forma. Además de ser una de las mejores jugadores del circuito, la madrileña estudia quinto de Medicina en la UCM y, por tanto, la pueden llamar para ayudar en la lucha contra el COVID-19 si fuera necesario. También repasamos su estreno en Marbella y nos habla de sus objetivos con su pareja, Bea González, para esta temporada.

Pregunta.- ¿Cómo va el confinamiento?

R.- Muy bien, me está dando tiempo a hacer muchas cosas, no me estoy aburriendo. Ya me he acostumbrado y de momento no necesito salir. Menos por no poder jugar al pádel, por lo demás estoy bien.

P.-¿Cómo lleva estar sin pádel tanto tiempo?

R.- Es complicado porque te acostumbras a meterte todos los días en una pista de pádel y cuando llevas dos seguidos sin ello notas que te falta, pero lo intentas compensar con más ratos de preparación física, también con mucha preparación psicológica para intentar sustituir ese entrenamiento en pista. No se lleva bien pero es lo que hay, hay que hacerse y no darle más vueltas.

P.- Debe de ser difícil mantenerse en forma sin perder la técnica, ¿cómo lo hace para no perder el toque?

R.- Sí, es lo malo que tiene nuestro deporte que además de la preparación física también tienes una parte como técnico-táctica, que es completamente insustituible. Pero bueno como te decía, un poco la parte psicológica con temas de visualización y distintas técnicas trata de hacer que no pierdas esas sensaciones o las pierdas lo menos posible. Sobre todo para que cuando vuelvas a tus entrenamientos pues tardes una media hora en recordar todo. Mantiene un poco vivo a nivel mental y neuromuscular esa sensación.

P.- ¿Cómo compagina el pádel con la medicina?

R.- Las semanas de torneos no puedo ir a clase pero tengo amigos que me conocen desde siempre, mi vida siempre ha sido así. Fui a la universidad con dos amigas del colegio, que ya sabían un poco cómo era mi vida, y una de ellas está muy pendiente de pasarme los apuntes, de informarme de todo lo que ha pasado, de todo lo que tengo que hacer. Siempre está muy pendiente de mí. No pierdo ese contacto 100%, digamos que tengo ahí como a mi segunda visión que me lo traslada todo y así es bastante más fácil.

P.- Tengo entendido que están empezando a llamar a algunos estudiantes, ¿está preparada por si le toca ir?

R.- Sí, nos mandaron un cuestionario y yo lo rellené por si teníamos ganas o estábamos dispuestos a ayudar de alguna manera. El tema es que primero va toda la gente que hizo el MIR en enero y luego los de sexto, entonces puede ser que a nosotros tarden bastante en llamarnos. De hecho, si tardan en llamarnos será buena señal. Preparada sí que estoy, estás estudiando durante toda tu vida para que llegue un momento en el que por fin puedas ayudar a alguien de una manera u otra.

P.- Tendrá profesores que estén trabajando contra el COVID-19…

R.- Todos nuestros profesores son doctores, algunos están jubilados pero en el Gregorio Marañón todos han vuelto a ayudar. La mayoría de nuestros profesores y si no los doctores que han sido nuestros tutores durante la rotaciones al final todos están ahí. Los tutores de cirugía plástica y todos los residentes están ahí ayudando, los de digestivo también… hasta del departamento de psiquiatría están ahí. Da igual la especialidad que sea que están todos, urgencias… la planta de urología se ha convertido en una planta especializada en COVID-19, ha cambiado mucho el Gregorio Marañón desde que nosotros lo dejamos hasta ahora, está completamente diferente.

P.- ¿Cómo está la situación según los que están al pie del cañón?

R.- Tengo residentes que son los que me ponen al día, uno está en La Paz, otro en el Ramón y Cajal y otro en el Gregorio. Uno es oftalmólogo, otro es cirujano cardíaco y el otro es medicina del trabajo… cada uno está en una zona diferente pero ahora hacen todos lo mismo. Me cuentan que en las noticias siempre sale gente muy mayor y que ellos tienen ingresados a gente muy joven en un perfecto estado de salud y, de repente, se han encontrado con que este virus les ha afectado más de lo que todos pensábamos. No hay que tomárselo a risa ni mucho menos, que esto es muy grave y que hay que darle la importancia que tiene. De la manera que podemos ayudar es quedándonos en casa y si tenemos algún síntoma llamar al número de COVID-19 y mantener la calma. Están todos muy desbordados. Coinciden en que están pasando muchas horas en el hospital y realmente no ven que todavía vaya a mejor ni mucho menos.

P.-¿Cree que cuando acabe la cuarentena podremos volver a ver los pabellones llenos o se debería limitar el aforo durante un tiempo para evitar contagios?

R.- El contagio tenemos que evitarlo desde el primer momento, no en cuanto se acabe nuestro tiempo de cuarentena ya va a ser salir como si nada. Eso tiene que ir poco a poco porque en cuanto una persona asintomática pero en periodo de contagio, todo volverá a empezar. Creo que mas allá de los pabellones, los partidos de fútbol, baloncesto… tiene que ser un poco más por parte de todo el mundo en general. Debemos asegurarnos de que ha pasado ese tiempo de contagio, como en China que han esperado hasta el último momento, y empezar por ahí. Una vez que esté todo claro reanudar todas las competiciones deportivas, pero bueno hay que ir muy poco a poco y con pies de plomo.

P.- ¿Tardaremos mucho en volver a ver pádel?

R.- No, yo creo que no. Confío en que a partir de mayo todo se pueda ir reanudando, no de manera inmediata porque no podemos pasar de cero a cien en dos días. Yo creo que sí, todo se va a ir reanudando y volviendo a la normalidad. Lo tenemos que hacer con cuidado porque nos gusta mucho a los españoles lo de aquí y ahora, ya, el momento y eso es difícil. Hablando de la salud y de contagios eso es difícil.

P.- El coronavirus ha obligado a suspender dos torneos de World Padel Tour…

R.- Sí, pero dentro de la cabe son dos torneos. No es lo mismo que durante un periodo de competición que es casi anual, a nosotros nos han sustituido dos… nos queda muchísimo más de la mitad del circuito porque sólo hemos jugado una prueba y en total son 16 torneos, queda mucha temporada por delante. Es como si suspende una prueba de MotoGP, les queda mucha temporada por delante. El tema es a los Juegos Olímpicos que pillan en una fecha que es muy difícil. Eso sí lo veo una buena idea, no suspenderlo si no una prórroga y cambiarlo a un año más tarde. Pero lo nuestro veo que todavía se puede seguir.

P.-  ¿Ve peligrar la temporada?

R.- Sinceramente no, a lo mejor me paso de positiva. Antiguamente no teníamos tantas pruebas como ahora, hay que mirar hacia adelante y no pensar que por tener dos pruebas menos lo tenemos todo perdido. A lo mejor por una desgracia o por mala suerte porque el torneo se cae ya te habrías quedado sin una prueba sin necesidad de que hubiera pasado todo esto. Hay que normalizar un poco y no agobiarnos, que tendemos a hacerlo… nos han quitado dos torneos… bueno no pasa nada nos quedan todavía 14.

P.- Estará deseando volver a las pistas, se presentaba una temporada ilusionante con Bea…

R.- Sí, íbamos bien, teníamos carrerilla. Hicimos una pretemporada muy buena, estábamos contentas con nuestro trabajo. Al final, el torneo de Marbella nos vino bien para medirnos con todas las demás, saber a qué nivel estamos, en qué situación, qué tenemos que mejorar… estábamos con las ideas muy claras, sabíamos lo que teníamos que hacer para el próximo torneo, todo estaba muy hablado, muy enfocado. Esto es como un jarro de agua fría de volver a empezar porque claro cuando venga el siguiente torneo tendrás que medirte otra vez y ver cómo estás. Al final es una pretemporada otra vez y encima separadas que es lo malo porque nadie puede entrenar.

P.-La pareja Martita-Bea ya demostró en Marbella que viene fuerte, ¿ve factible alcanzar el número uno al final del año?

R.- Sinceramente, sí. Queda mucha temporada por delante, tenemos muchas cosas que mejorar tanto a nivel individual como a nivel de equipo, de consolidación porque al final es un proyecto que acaba de empezar. El número no es nuestra prioridad ni nuestro principal objetivo, lo que nosotras queremos es compenetrarnos bien, jugar unidas, las dos a nuestro mejor nivel, conseguir que la una y la otra lo hagan lo mejor posible. A partir de ahí disfrutar del torneo y del día a día, una vez consigamos eso los resultados irán llegando.

P.-Sorprendió la separación de las martas: te convertiste en la número 1 más joven de la historia de WPT, conquistasteis la mitad de los torneos… todo parecía ir como la seda, ¿qué pasó?

R.- Es una pregunta que se repite mucho, no es la primera vez que me la hace ni tampoco será la última. La respuesta es muy fácil: yo no estaba dispuesta a trasladar toda mi vida a Barcelona, no me parecía primordial. En Madrid tengo muchos cosas y está demostrado que trabajamos bien, que hacemos las cosas bien, vamos por el buen camino y no consideré la opción de trasladarme toda mi vida para allá.

P.- La decisión fue acertada como refleja el resultado en Marbella pese a la derrota en semifinales…

R.- Ale y Ari ya llevan un año de rodadura, con partidos intensos, con victorias, con derrotas que podrían haber sido victorias. Llevan muchas cosas vividas y muchas cosas en la mochila que Bea y yo como nueva pareja no tenemos. Estoy muy contenta con mi compañera, tenía muchas ganas de un proyecto joven, con el ímpetu que jugamos las dos, las ganas, la actividad, el no parar, el estar continuamente queriendo atacar, un juego muy ofensivo. Tenía muchas ganas de chispa. Estoy contenta, me siento bien. Creo que tenemos muchas horas por trabajar pero eso también es una motivación. Como deportista darte cuenta de los pasitos que tienes que dar para que las cosas estén cada día mejor es una motivación para entrenar cada día.

P.- ¿Cuál será la clave para lograr los objetivos esta temporada?

R.- La clave es mantener la línea que tuvimos en el partido de Mapi y Majo, que no supimos mantener hasta el final en la semifinal contra Ale y Ari, es no perder nuestra identidad, ser fieles a nuestro juego, a lo que nos gusta hacer y jugar con completa libertad dentro de que siempre hay que respetar una táctica y sobre todo tenerla en cuenta. Depende también de mucho físico, correr para arriba y para bajo. Yo creo que esa va a ser nuestra clave

P.- ¿Cómo hace para mantenerte esa forma física durante la cuarentena?

R.- Mi preparador físico, David, está muy pendiente de mí. Hablo con él todos los días. Lo que hacemos es aprovechando que tengo todo este tiempo para hacer mucha propiocepción de tobillos, mucha prevención de lesiones y luego toda la parte aeróbica. Todos los días hago media hora de parte aeróbica, mezclando muchos ejercicios, y mucha fuerza de tren superior. Con mi propio peso o con trabajo de gomas se hacen muchas cosas.

Lo último en Deportes

Últimas noticias