International Champions Cup

El Madrid no sabe lo que hacer con Bale

Gareth Bale
El Real Madrid puede seguir dos estrategias con Bale.

El último partido de Gareth Bale con el Real Madrid lo jugó el 28 de abril, en la derrota ante el Rayo. El galés se quedó después fuera de la convocatoria dos jornadas y en el banquillo en la última. Ahora Zidane medita dejarlo sin minutos como medida de presión para que se marche o apostar por él y ponerlo en el escaparate para ganarse el interés de clubes como el Manchester United

Zinedine Zidane no tiene claro aún qué estrategia tomar con Gareth Bale. El delantero galés no entra en los planes del técnico francés pero sigue decidido a quedarse pese a que el club quiere venderlo. Zidane medita entre dejarlo en el banquillo en esta International Champions Cup como medida de presión para que se marche o darle minutos y ponerlo así en el escaparate, una manera de intentar atraer miradas de otros clubes hacia el de Cardiff.

El Real Madrid afronta este fin de semana el primer partido de la International Champions Cup ante el Bayern de Múnich en el NRG Stadium de Houston. Momento en que las nuevas adquisiciones podrían contar con sus primeros minutos en un partido luciendo el escudo madridista. Zinedine Zidane ultima los detalles de cara al encuentro ante el equipo bávaro pero aún no tiene decidido cuál es la mejor estrategia en lo que respecta a un veterano, Gareth Bale. El técnico francés no cuenta con el galés y éste lo sabe, pero su postura es que no se moverá del Real Madrid. 

La relación entre Zidane y Bale ha estado siempre marcada por cierta tensión. El propio futbolista estalló tras la final de Kiev en la que fue el revulsivo tras salir del banquillo y meter los dos goles que daban la victoria a los blancos. Entonces, Bale dejó caer su posible salida del conjunto blanco, al que llegó en 2013. Comentó que se sentaría a hablar con su agente ante la falta de minutos. Pero el que se marchó fue Zidane y Bale siguió. Tiempo después dijo que sus palabras se debieron a la frustración del momento y el galés dio por concluida aquella etapa, pero el destino los volvió a unir con el regreso del francés al banquillo del Santiago Bernabéu.

En esos meses de la segunda etapa de Zidane, Bale pasó por diferentes situaciones: titular, suplente y habitual descartado en las listas del francés. En el último partido de Liga, ante el Betis, en casa, el galés volvió a la convocatoria pero no contó con ningún minuto pese a que se esperaba que fuera el momento para que se pudiera despedir de la afición blanca con la que ha vivido diferentes sensaciones: lesiones frecuentes y desenchufado en algunos partidos,  ha sido también el héroe de la Decimotercera y autor de aquel gol en Mestalla en la final de Copa ante el Barcelona.

Medida de presión o escaparate

Zizou tiene claro que Bale no entra en sus esquemas, pero parece difícil hacer cambiar de opinión al galés. Dejarlo en el banquillo en estos partidos de la International Champions Cup puede servir para meterle presión y que finalmente acepte salir. Por otro lado, si le da minutos y Bale tiene una gran actuación podría servir para ponerlo en el escaparate y ganarse la atención de clubes como el Manchester United. El Real Madrid quiere deshacerse de él pero no malvenderlo.

Lo último en Deportes