El malagueño, cada vez más fuera

Isco tiene la cabeza en otro sitio

convocatoria real madrid barcelona
Isco, en el banquillo del Real Madrid. (AFP)

Isco no dio la vuelta de honor tras ganar el Mundial de Clubes y subió en chándal a recibir el trofeo de campeón. Su actitud, cada vez más apática, no mejora. El malagueño no pelea por recuperar una titularidad que cada vez le queda más lejos

Isco Alarcón sigue con su crisis en el Real Madrid. El malagueño no solo mejora su difícil situación actual, sino que la empeora. Este sábado, en la final del Mundial de Clubes, no jugó ni un solo minuto ante el Al Ain pese a que calentó durante gran parte de la segunda mitad. Y eso no le sentó nada bien.

El internacional español acabó triste durante la celebración del tercer Mundial de Clubes consecutivo del Real Madrid y tuvo un feo gesto al no dar la vuelta de honor con sus compañeros. Además, subió a recibir la medalla y el trofeo con sudadera, siendo el único jugador que no se puso la camiseta blanca como es de recibo en este tipo de celebraciones. Serio todo el rato, intentó siempre esconderse durante el festejo, demostrando así su cabreo.

Ni la dedicatoria del gol de Sergio Ramos cambió el semblante de Isco. El capitán blanco marcó el tercer gol del Real Madrid y además de mandar callar a la grada de Abu Dhabi lo celebró con Isco, que calentaba en la banda no con mucha alegría. Finalmente el malagueño no jugó ningún minuto (salieron desde el banquillo Ceballos, Casemiro y Vinicius).

Su actitud no mejora

Su actitud apática, que se suma a todo su declive en los últimos dos meses, evidencia a un Isco cada vez más fuera del Real Madrid, en forma y fondo. El malagueño cada vez tiene más la cabeza en otro lado y lejos de querer mejorar su situación y pelear por la titularidad lanza mensajes en forma de gestos y actuaciones nada buenos para él.

Isco está ya pensando en un mercado de fichajes que se abre en los próximos días y donde, salvo sorpresa mayúscula, no saldrá del Real Madrid, pero si podría empezar a tantear alguna salida del club blanco para el próximo verano. Es indudable que Isco no se encuentra contento en el actual Real Madrid de Solari y así lo hace notar con sus gestos como los de este sábado en la final del Mundial de Clubes.

En lugar de intentar mejorar y recuperar la titularidad perdida estos dos últimos meses, Isco sigue con semblante apático, en claro descenso de rendimiento y esperando acontecimientos. Las cosas no pintan nada bien para él y tampoco el propio futbolista hace por cambiarlas.

Últimas noticias