Solari le dio 22 minutos frente al Kashima

Isco, minutos… ¿de la basura?

isco
Isco, en acción frente al Kashima. (AFP)

Isco Alarcón se convirtió en una de las novedades en la rotación de Santiago Solari en el encuentro que dio el pase al Real Madrid a la final del Mundial de Clubes. El equipo blanco superó al Kashima merced a un hat-trick de Gareth Bale, e Isco volvió a contar para Santiago Solari en un choque en el que fue el segundo cambio del técnico argentino y gozó de más de 20 minutos en el césped del estadio Jeque Zayed de Abu Dhabi, días después de haberse quedado en blanco en la última cita liguera ante el Rayo Vallecano.

Solari se decidió por Isco como segundo cambio del partido en el minuto 68, con 0-3 en el marcador y el Madrid con los dos pies en la final del Mundial de Clubes. A pesar de ser prácticamente minutos de la basura, el hecho de que el argentino diera la alternativa al ’22’ resulta novedoso y deja entrever que el jugador sigue contando a pesar de sus disputas con el cuerpo técnico y la grada y su mediocre rendimiento en las últimas semanas.

Isco no tuvo demasiada incidencia en un encuentro ya resuelto y que sólo el Kashima, con un gol, pudo maquillar. El malagueño salió como parte de los hombres de ataque del sistema, no tocó el balón todo lo deseado y cuando lo hizo no tuvo demasiado acierto. A pesar de ello, el simple hecho de verle en el césped hace que se convierta en alternativa para una final en la que Marco Asensio, primer cambio en semifinales, no estará salvo sorpresa, e Isco podría aprovechar para reivindicarse. 

 

Últimas noticias