Mercado de fichajes

Florentino, un especialista sobre la bocina

Florentino
Ronaldo, Ramos, Modric o Bale llegaron a última hora en el mercado de fichajes.

Florentino Pérez es un especialista de las últimas horas del mercado de fichajes, algo que ha demostrado en numerosas ocasiones con el Real Madrid

En la retina, los casos de Ronaldo, Ramos o Gareth Bale

Que Florentino Pérez es un maestro de los tiempos en el mercado de fichajes lo sabe todo el mundo. El presidente del Real Madrid sabe moverse cuando el reloj corre con velocidad, cuando se transforme en cronómetro y pide rapidez. No han sido pocos los movimientos que ha realizado el conjunto blanco cuando la ventana de traspasos, finalizando agosto, llegaba a su final. Esta temporada puede ocurrir de nuevo, quedan prácticamente dos semanas para que cierre el mercado y empresario ya se frota las manos.

El 31 de agosto de 2002 llegó el primer zarpazo de Florentino. El presidente blanco había asentado las bases para lo que sería el Madrid de los Galácticos. Había cerrado dos fichajes que rompieron el mercado, Luis Figo y Zinedine Zidane. Eran las 23 horas de ese último día operaciones cuando desde Concha Espina se lanzaba la bomba. Ronaldo Nazario era nuevo jugador del Real Madrid. El Inter de Milán recibía 45 millones de euros por uno de los futbolistas más importantes de la historia de la selección brasileña.

Era solo el principio. En 2005, tres años después de aquel mercado veraniego. Florentino Pérez volvía a hacerlo. En este caso daba la sorpresa con un fichaje que marcaría una época. El Real Madrid hacía oficial la contratación de Sergio Ramos, abonando en las oficinas de la Liga Profesional de Fútbol la cláusula de rescisión del de Camas, por aquel entonces, el fichaje español más caro de la historia, 27 millones de euros. A la postre, uno de las mejores incorporaciones de los vikingos en este siglo.

Hay que avanzar en el tiempo ya hasta 2012 para encontrarse con otro de las grandes operaciones que ha realizado durante su presidencia Florentino Pérez. En aquel verano, el presidente blanco realizó dos fichajes sobre la bocina. Una más sonado, con algo más de margen, como fue el de Luka Modric. Esta vez entraría en juego otro crack de estas situaciones: Daniel Levy. El presidente del Tottenham Hotspur provocó un verano de tira y afloja entre ambos clubes, llevando las negociaciones por el croata al límite. Finalmente, el conjunto español desembolsó 30 millones de euros por el mediocentro, otra cifra más que amortizada por los éxitos del balcánico con la casaca madridista. Cuatro días más tarde, el 31 de agosto. Florentino sorprendía con el fichaje de Michael Essien, petición expresa de José Mourinho.

Último gran culebrón del Real Madrid con Florentino Pérez a los mandos fue el que llevó a cabo con Gareth Bale en 2013. El galés ocupó las portadas de todos los medios durante los meses que duró el mercado de fichajes. Aquí hubo que esperar de nuevo al 31 de agosto para ver el anuncio oficial que unía al británico con el Real Madrid. De nuevo unas duras negociaciones con Andrea Levy retrasaron el que sería el fichaje bomba de los blancos. El traspaso superaba los 100 millones de euros, dejando atrás la suma que costó Cristiano Ronaldo años atrás.

Sólo el fax le frena

También ha tenido contratiempos Florentino Pérez. Sin ir más lejos está el caso de David de Gea en el verano de 2016. El guardameta del Manchester United estaba como loco por recalar de nuevo en la capital española pero los ingleses no pondría nada sencilla la operación, a tal punto que el fichaje se demoró hasta el último día de mercado. La tecnología jugó una mala pasada y el fax que tenía que llegar acabó por no hacerlo.

Últimas noticias