Las operaciones en verano se verán muy afectadas

El coronavirus también infecta al mercado de fichajes

La batalla que libra el mundo contra el Covid-19 también tendrá sus repercusiones en el mercado de fichajes. ¿Bajará el precio de los jugadores? ¿Qué pasa con los futbolistas que acaban contrato el 30 de junio?

coronavirus fichajes

El coronavirus tiene atemorizado al mundo. Su alta capacidad de transmisión y el gran número de víctimas que se está cobrando ha puesto en jaque a la mayoría de los países mundiales. Una de las consecuencias de todo ello también ha llegado hasta el mundo del fútbol, que de momento se ha visto obligado a paralizar casi la totalidad de las competiciones nacionales y continentales y aplazar grandes eventos como la Eurocopa o la Copa América.

Además de a lo exclusivamente deportivo, el coronavirus va a atacar al mercado de fichajes, que se va a ver afectado de una manera muy importante por esta guerra mundial contra el Covid-19.

En gran medida el impacto que tendrá el coronavirus en el mercado dependerá de si se produce una suspensión definitiva de la temporada en los cinco grandes campeonatos europeos o si podrán reanudarse y finalizarse con éxito. La cancelación supondría una pérdida total de casi 4.000 millones de euros, lo que haría que los clubes dejen de ingresar una cantidad de dinero que les limitará a la hora de cuadrar su presupuestos y de acudir al mercado.

Las pérdidas originarán una limitación en los movimientos que también provocará una gran caída del precio y los salarios de los jugadores. De esta forma parece que las grandes operaciones superando los 100 millones no se volverán a repetir en un buen periodo de tiempo. Los grandes perjudicados serán aquellos clubes que compraron a esas cantidades y ahora no podrán recuperarlo. Véase los casos de Dembélé o Coutinho.

«En nuestro caso hay una suspensión de contrataciones e inversiones», confirmó el director deportivo del Schalke 04, Jochen Schneider, en una entrevista con Sport1. «También todas las conversaciones sobre fichajes están congeladas de momento», señaló al respecto.

El directivo alemán añade que el mundo del fútbol se encontrará con «un mercado de fichajes completamente diferente» en verano que «ni siquiera sabemos cuándo comenzará.

Su homólogo en el RB Leipzig, Markus Krösche, ya trabaja en perspectiva. «Estoy viendo alternativas para los próximos dos años y miro ligas a las que quizá hasta ahora no les había prestado demasiada atención», indicó.

Este pinchazo del mercado saldrá caro a aquellos clubes cuya estrategia de éxito se basa en la compra y la reventa de jugadores. Equipos como el Dortmund, el Mónaco o el Sevilla seguramente sufrirán un golpe muy complicado de frenar.

«El coronavirus no nos ayuda en nuestro plan de ventas», asegura el vicepresidente del Mónaco Oleg Pegrov. «Vista la situación internacional, un club estará menos convencido a pagar una suma que estipulemos», añade.

Jugadores en paro

Otro factor a tener muy en cuenta en la crisis del mercado de fichajes serán las consecuencias de los ERTE que muchos clubes europeos ya están realizando en sus plantillas.

Algunos futbolistas del campeonato francés, como los del Lyon o el Marsella, están ya en el paro debido a los expedientes de regulación de empleo temporal que se han aprobado en los diferentes países para ahorrar así parte de los sueldos. Los expertos aseguran que esto tendrá consecuencias sobre todo en los jóvenes jugadores que están al final de sus contratos y aún no han firmado como profesionales.

Dependiendo de los avances en la batalla contra el Covid-19 habrá que ver si la situación vuelve a la normalidad o los clubes se ven obligados al despido de muchos futbolistas y empleados.

La incertidumbre no ayuda

El aplazamiento de la Eurocopa hasta el año 2021 también puede tener su incidencia ya que muchos futbolistas dudarán a la hora de cambiar de club a un año de una gran competición. Y ahí es donde aparece el papel de los agentes, cuyo sector también se verá afectado.

Los informes se ha quedado en stand by y los preacuerdos están en cuarentena. «Obligatoriamente tendremos una bajada de ingresos. Ya el Brexit provocó dudas. Y el coronavirus tendrá un efecto amplificador», explica el agente Frédéric Guerra, que cree que las negociaciones serán más complicadas y en las que habrá que hacer muchas «concesiones» para mantener la actividad del mercado.

La FIFA, manos a la obra

En vista de todos los conflictos que pueden producirse con la finalización de muchos contratos el 30 de junio (cuando la temporada puede aún no haber finalizado) o incluso la adaptación de un nuevo calendario del mercado, la FIFA ya se ha puesto manos a la obra, prometiendo estudiar «la necesidad de enmiendas o de dispensas temporales» y «de ajustar los periodos de registro de jugadores».

El grupo de trabajo encargado va a estudiar la cuestión de los traspasos y también de las cesiones. Desde ya se reconoce que va a ser necesario suavizar la reglamentación y que todas las partes realicen esfuerzos, por ejemplo prolongando las cesiones para que los jugadores puedan terminar la temporada en sus clubes cuando los campeonatos se reanuden.

Lo último en Deportes

Últimas noticias