Mundial de Clubes 2018

Una copa sin los ‘picha’ y ‘bro’

isco asensio
Isco y Asensio no pasan por su mejor momento.

Isco y Marco Asensio han ocupado un segundo planto en el tercer Mundial de Clubes consecutivo del Real Madrid. Ambos han pasado de ser la pareja de moda del fútbol español a no contar para Solari. En la final ambos disputaron unos minutos pero uno se lesionó y otro no disputó ni un minuto de la final

Isco y Asensio no pasan por su mejor momento. Ambos han pasado de ser la pareja de moda del fútbol español a ser jugadores de segunda fila para Solari. Y es que en el Mundial de Clubes 2018 se volvió a demostrar que dos jugadores que deben ser el futuro del Real Madrid no están teniendo un buen presente.

"Si yo soy tu ‘picha’, tú eres mi ‘bro’, pero con una copa…". Esta frase, originaria de la película Ocho apellidos catalanes, se la hicieron propia Isco y Asensio y casi se convirtió en un himno. Con cada trofeo ganado por el Real Madrid en la etapa de vino y rosas de Zidane, ambos aparecían en el vestuario para hacer una performance que horas después se reproducía tanto en los medios como en las redes sociales.

Ambos eran la pareja de moda del fútbol español y la importancia de Isco y Asensio en los planteamientos de Zidane era manifiesta. Mientras que el andaluz era el encargado de conectar a Kroos y Modric con Cristiano y Benzema; el balear era el jugador número 12 que enamoraba y convencía en las segundas partes a base de goles y asistencias.

En la Duodécima, en la Decimotercera, en la Supercopa de Europa de 2017, en el pasado Mundial de Clubes… En todas estas ocasiones Isco y Asensio aparecieron en el vestuario o el avión copa en mano para decirle al mundo del fútbol que el Real Madrid reinaba y ellos eran artistas principales en tanta demostración de talento.

Pero eso no ha sucedido en este Mundial de Clubes 2018. Ante el Kashima, mientras que Isco fue el segundo cambio jugando los minutos de la ‘basura’, Asensio entró a la hora de partido y tan sólo 15 minutos después tenía que pedir el cambio por lesión. Ya en la final, el balear se sentó en el banquillo con un parte de un mes de baja mientras que el andaluz calentó y se quedó sin disputar un sólo minuto. Esta copa fue sin los ‘picha’ y ‘bro’.

El mosqueo de Isco 

Isco ha pasado de ser uno de los jugadores más importantes del equipo durante la corta estancia de Julen Lopetegui a no ser titular con Solari y eso no es fácil de llevar. Y más cuando ni siquiera eres el jugador número 12. Esto se volvió a reflejar en la final del Mundial de Clubes y lo que sucedió durante la celebración evidenció el mosqueo del futbolista andaluz.

Y es que el jugador ni siquiera se quitó la sudadera para recoger la copa y tampoco completó la vuelta de honor con el resto de sus compañeros. Su cara era el reflejo de un alma herida que puede acabar tumbando a un futbolista de quilates que tiene que dar un paso adelante. Después de la Navidad tiene 6 meses por delante para convencer. Si no, su etapa en el Madrid puede que llegue a su fin.

Lo último en Deportes