EL EX BARCELONISTA SUENA CON FUERZA PARA OCUPAR UNO DE LOS DOS BANQUILLOS

Chelsea y PSG se pegan por Luis Enrique

Luis Enrique
Luis Enrique, en el banquillo en un partido del Barcelona. (AFP)

Luis Enrique es uno de los técnicos deseados para hacerse frente de dos de los grandes equipos de Europa. El futuro de los banquillos del PSG y del Chelsea está en el aire. Ni Unai Emery ni Antonio Conte parece que vayan a seguir llevando las riendas de ambos clubes la próxima temporada, y en busca de sus sustituto, las directivas de las dos entidades manejan el nombre del asturiano.

La experiencia del ex del Barcelona le hace ser el principal candidato en las listas de ingleses y franceses. El técnico tiene crédito para ser uno de los principales aspirantes a ocupar los banquillos de los grandes equipos del continente, además está libre. En su palmarés figuran dos Ligas, tres Copas del Rey y una Champions, título que desean con fuerza en París.

En el conjunto parisino, la eliminación de la Liga de Campeones a manos del Real Madrid ha tumbado por completo las aspiraciones del proyecto faraónico del jeque. Unai Emery necesitaba dejar fuera a los de Zidane para hacer olvidar la imagen mostrada la pasada campaña, tras el ‘aytekinazo’ en el Camp Nou. Sin embargo, la imagen mostrada por sus chicos estuvo muy lejos de la esperada. Dominar en Francia no es suficiente, quieren hacer un buen papel en Europa y parece que con el vasco no es posible.

Por su parte, en Londres las cosas no marchan bien. Conte fue el elegido para liderar a un Chelsea que se vio sorprendentemente fuera de cualquier competición europea. Centrados sólo en la Liga, el técnico logró hacerle campeón, pero este año todo apunta a debacle. Aún vivos en Champions, las únicas esperanzas de los blues esta temporada pasan por doblegar al Barça en octavos y por alcanzar la cuarta posición en la Premier, que les de acceso a la máxima competición el próximo curso.

Con la selección italiana a la deriva y fuera del Mundial de Rusia, el técnico suena con fuerza para volver a la azzurra, donde viviría una segunda etapa. También podría ser un perfecto sustituto de Emery en París. Sus relaciones con la directiva comandada por Abramovich no parecen ser las mejores, por lo que el relevo al mando del cuadro de Stamford Bridge parece lo más lógico.

Y aquí es donde se cruza el camino de estas dos potencias europeas. El Chelsea quiere volver a estar en el grupo de dominadores del continente, mientras que el PSG ansía levantar cuanto antes su primera Champions. El asturiano ya sabe lo que es ganarla, en su primera temporada, con el conjunto barcelonista, lo que le da credenciales para liderar cualquiera de los proyectos.

Su futuro no se conoce, pues tras dejar el banquillo del Camp Nou, se ha tomado un año sabático y aún no se conoce qué hará la próxima temporada. Con el último equipo con el que se le relacionó fue con el Sevilla, en diciembre, aunque finalmente Montella fue el elegido para hacerse cargo del equipo. Todo apunta a que el verano será movido para los dos clubes, que quieren a toda costa los servicios de ‘Lucho’.

Lo último en Deportes