Toda la verdad sobre la purga del presidente del Barça

Bartomeu temía una moción de censura desde dentro de su propia Junta

Bartomeu se ha visto obligado a tomar la decisión de cargarse a cuatro directivos tras perder la confianza en ellos y sospechar que podrían orquestar una moción de censura desde dentro del club. Llama la atención que uno de los señalados en esta purga haya sido Emili Rousaud, elegido por el actual presidente para relevarle en el cargo.

Rousaud pide que Bartomeu adelante las elecciones

Bartomeu
Josep María Bartomeu se temía una encerrona interna.
  • Silvia Font

La guerra en el Barça es total. Si el lío ya era grande después del último enfrentamiento entre jugadores y directiva por el recorte de los sueldos, la bronca ha ascendido hasta los despachos. El presidente Bartomeu ha abriendo la puerta de salida a cuatro miembros de su Junta Directiva, dos de ellos con cargo de vicepresidente, por temor a una moción de censura orquestada desde dentro del club.

Bartomeu se ha visto obligado a tomar esta decisión tras perder la confianza en ellos. El presidente considera que estaba rodeado de gente que pensaba más en sus intereses propios y en lo que sucederá a partir del verano de 2021, que en salvar esta temporada y planificar la siguiente. Llama la atención que uno de los señalados en esta purga haya sido Emili Rousaud, elegido por el actual presidente, para liderar la candidatura continuista una vez finalizase el actual mandato.

Horas después de que Bartomeu le comunicase su decisión a Rousaud, el todavía vicepresidente institucional ha roto su silencio y no ha dudado en disparar con bala contra el mandatario culé. Entre otras cosas ha asegurado que Bartomeu intenta ahora degradar a los cuatro directivos que le cuestionaron las prácticas destapadas en el ‘Barçagate‘.

La Junta en plena guerra

«Me dijo que había filtraciones que molestaron a jugadores y que yo ponía en duda el trabajo de los ejecutivos (…) Me parece poco valiente hacer esto por teléfono y sin aviso previo. No me parecen las formas correctas, quiero reflexionar, pido calma, no he hecho nada para merecer este trato (…) No le habrá interesado esperar», asegura Rousaud en una entrevista en la SER. También se ha despachado a gusta contra la candidatura que estaba llamado a liderar: «Una candidatura continuista de una Junta que no tuviera suficiente credibilidad, no tendría mucho sentido».

Además, el propio Rousaud pedía también la celebración de elecciones anticipadas en declaraciones a RAC1: «Con la Junta dividida, los jugadores enfrentados a ella y una pañolada cada día, lo mas prudente sería adelantar las elecciones».

Cabe recodar que según los Estatutos, el presidente del Barcelona puede degradar a los miembros de la Junta Directiva, pero como cargos electos no puede expulsarlos, de ahí su invitación a dimitir y el ‘marrón’ que tiene encima si deciden quedarse y no obedecer las órdenes.

Bartomeu está acorralado

La realidad es que Bartomeu está en una situación crítica y el miedo se ha apoderado de él. El presidente quiere finalizar como sea su mandato como sea y ante la amenaza de una moción de censura desde dentro de la Junta para adelantar las decisiones se ha visto obligado a moverse. Su idea es eliminar a aquellos que no le secundan para rodearse de directivos de un perfil más bajo a los que pueda controlar.

En las próximas horas se conocerán las decisiones de Emili Rousaud, Quique Tombas, Josep Pont y Silvio Elías, que sin duda marcarán el futuro de Bartomeu dentro del Barça. De ellos depende que el presidente afronte los meses que le quedan en el poder sean una tormenta constante o rodeado de un séquito que le aplauda todas su decisiones.

Lo último en Deportes

Últimas noticias