Champions League: Manchester United 0 - Barcelona 1

El Barça conquista Old Trafford sin rival

barça
cronica-MUnited-Barça-champions-league-2018-2019-interior

El Barcelona ha encarrilado su pase a las semifinales de la Champions League tras vencer en Old Trafford. Los culés tiraron de oficio para aprovechar sus ocasiones y saber controlar el balón ante un Manchester United que distó mucho de ser un rival merecedor de alcanzar unos cuartos de final de la máxima competición europea.

Un gol en propia meta de Shaw fue la mejor noticia para los azulgrana. Pogba lo intentó todo, pero le acompaña una banda. El Barça, con muy poquito, pudo manejar los tiempos del partido y llevarse un resultado que es puro oro para el Camp Nou.

El partido comenzó con un Barcelona omnipresente en la posesión, pero carente de profundidad ante un United que les esperó atrás rezando por cazar algún contragolpe en la persona de Rashford. El ariete inglés fue el primero en disparar en el minuto cuatro cuando una peligrosa falta de Busquets permitió el ensayo a 25 metros.

El Barça intentaba aburrir a unos locales que se hartaron de correr detrás del balón en los primeros minutos. Los culés, en la primera aparición de Messi, rompieron su sequía anotadora de golear fuera de casa en las eliminatorias de Champions y a punto estuvo Luis Suárez de romper su racha de cuatro temporadas sin marcar fuera.

Si al uruguayo no se le concedió el gol fue por culpa del VAR. El videoarbitraje revisó una jugada en la que Messi rompió con un desmarque al hueco para habilitar en un centro al segundo palo para Luis Suárez –quien remató en posición dudosa– para que finalmente la desviase Shaw y se introdujera en el marco defendido por David De Gea.

El Barça siguió sobando y sobando el balón y permitió poco a poco recuperarse al United con errores infantiles en la salida de balón. Los Diablos Rojos, sin embargo, no son ni mucho menos el mismo equipo que hace una década en cuanto a calidad, ambición y personalidad. Pogba está demasiado sólo en este equipo y Rashford, aunque lo intenta, sigue estando muy verde para estas exigencias.

Old Trafford, que necesitaba muy poco para venirse arriba, gritó en el minuto 29 cuando en una misma jugada Shaw dejaba groggy a Messi con un golpe en la nariz involuntario y en el mismo paquete McTominay reclamaba penalti de Piqué que Rocchi –quien perdonó una expulsión prematura a Busquets– no señalizó.

La imagen del argentino sangrando por la nariz empapó a sus compañeros para ser más profundos. Coutinho, tras una indecisión de De Gea en una salida, obligó al portero español a sacar lo mejor de su repertorio deslizando su pierna para sacar un disparo duro.

El United, sin embargo, tenía gasolina para acabar la primera mitad presionando y llegando en oleadas. Dalot tuvo la más clara para los chicos de Solksjaer demostrando que cabecear no es su especialidad haciendo un remate lamentable cuando lo tenía todo a favor para conseguir la igualada en el marcador.

El Barça controló el partido

Tras el descanso, los locales sacaron su orgullo –no les quedaba otra- para poco a poco arrinconar al Barça en su portería. Lo intentaban, pero no había talento ni motivación en jugadores como Lukaku no encontraban manera para que Ter Stegen se pudiese lucir.

El Barça, con muy poco, era capaz de hacer un incendio al United como demostraron en el minuto 64 en dos acciones trepidantes que terminaron con Luis Suárez tirando fuera su intentona y luego obligando a De Gea a parar por bajo un disparo de Jordi Alba.

Los banquillos se movían. Valverde endurecía su centro del campo con la entrada de Vidal y Sergi Roberto, mientras que Solksjaer intentaba sacar el talento de su banquillo dando la alternativa a los jóvenes Martial y Lingard en busca de la verticalidad.

El Barça ganó la batalla de la posesión y consiguió apagar la efervescencia de un United que no conseguía terminar ninguna ocasión en los minutos finales. Los culés marearon la posesión, al tiempo que los locales se aburrían de correr. El Barça sacó un gran resultado del Teatro de los Sueños volviendo a ganar fuera de casa después de mucho tiempo en la Champions. El rival tampoco fue para tanto. ¿Quién se puede explicar cómo el United eliminó al PSG?

Lo último en Deportes