CHAMPIONS LEAGUE: BAYERN - REAL MADRID

A Asensio le ponen las grandes citas

Marco Asensio
Marco Asensio celebra su gol en Múnich al Bayern. (AFP)

Marco Asensio es un hombre de grandes citas. En su año y medio como jugador del Real Madrid no ha dejado de aparecer en los momentos más calientes. Frente al Bayern de Múnich en el Allianz volvió a dejar su sello saliendo, revolucionando y marcando el segundo gol de los blancos, el que valió la victoria en el infierno muniqués.

Al balear le ponen los partidos marcados en rojo en el calendario. En esos donde se ve a los buenos futbolistas. Asensio jamás se esconde y siempre suele demostrar que está llamado a ser uno de los futbolistas que lleven la bandera del Real Madrid en el presente y en el futuro.

La primera vez que Marco sorprendía a todos no tenía ni dorsal. Con el ’28’ a la espalda rompía la escuadra de la meta defendida por Sergio Rico para empezar a ganar la Supercopa de Europa ante el Sevilla. Una temporada después, ya con dorsal oficial y tras deslumbrar a todos en sus apariciones, revolucionaba los cuartos de final de la Champions ante el Bayern.

El mallorquín agitaba la ida en el Allianz y fue clave asistiendo a Cristiano en uno de sus dos goles. En la vuelta, también saliendo como revulsivo, provocó la expulsión de Vidal en los minutos finales del encuentro y en la prórroga puso el 4-2 en el luminoso para sentenciar el pase de los blancos a semifinales.

Unas semanas después, en Cardiff, volvería a hacer de las suyas. Asensio ponía el lazo a la Duodécima marcando el cuarto gol del Madrid a la Juventus en la final de la Champions. Otra vez saliendo desde el banquillo volvió a rendir con nota.

Su firma en el Camp Nou

Tras un verano muy diferente a su primera temporada como jugador del Real Madrid, comenzaba la temporada y dejaba su firma en el Camp Nou. Cuando los blancos más sufrían en la Supercopa de España, Asensio cogía el balón, miraba, apuntaba y cargaba para hacer un golazo impresionante que iba a mejorar tres días después.

En la vuelta disputada en el Santiago Bernabéu, tardaba tres minutos en dejar boquiabierto a Chamartín. El joven crack volvió a sacar su fusil para empezar a dar otro título al Real Madrid.

Lo último en Deportes

Últimas noticias