Alarma en el Liverpool: la final de la Champions pillará a Salah en pleno Ramadán

mohamed-salah-liverpool-ramadan
Salah es protagonista de los muñecos de las celebraciones previas al Ramadán en el mundo árabe. (Getty)

Ramadán es el noveno mes del calendario musulmán -según la luna-, conocido internacionalmente porque los musulmanes por su fe y creencias hacen ayuno diario desde el alba hasta que se pone el sol. Este año comienza el 15 de mayo, diez días antes de la final de la Champions, lo que preocupa al Liverpool por Mohamed Salah y dos jugadores más, tal y como ha publicado el diario británico The Sun.

Y es que el egipcio es practicante de su religión, lo que conlleva peligros en estas fechas para los futbolistas. No comer ni beber hasta que se haga de noche afecta a la condición física pero a la vez es uno de los pilares que sostiene el Islam en este mes, por lo que puede llegar a Kiev –si finalmente se clasifican– muy debilitado.

El propio protagonista reconoció en una entrevista en 2014 -cuando jugaba en el Chelsea- la dificultad que conlleva cumplir con el Ramadán en su profesión: "Fue un poco difícil para mí porque teníamos dos sesiones de entrenamiento todos los días, hacía mucho calor y jugaba en todos los partidos". 

"Ni siquiera pude beber agua hasta las 9.30 p.m. Cuando entrenas dos veces al día, tus niveles de energía caen en la segunda sesión, pero significa mucho para mí, así que estoy muy feliz y me siento bien", agregó Salah entonces.

Shawki Allam, el Gran Mufti de Egipto, ha dado permiso a Salah y sus compañeros de selección para posponer su ayuno en los días previos al Mundial de Rusia, sin manifestarse sobre la hipotética fecha a la que puede llegar su estrella a nivel de clubes.

El jefe del Liverpool, Jurgen Klopp, también reveló en una entrevista con Channel 4 News cómo mantienen la fe sus futbolistas. "Salah es musulmán. Llegamos uno o dos minutos antes en el vestuario para que pueda estar listo para el partido. Son él, Sadio y Emre Can ".

"Es fantástico. Es exactamente lo que necesitamos en estos tiempos. Ver a este joven maravilloso, lleno de alegría, lleno de amor, lleno de amistad, lleno de todo, en un mundo donde todos luchamos por comprender todas las cosas que suceden en este planeta. Mo es el embajador perfecto para Egipto, para todo el mundo árabe", indicó también.

El problema radica ahí

El alto perfil de Salah ejercerá una presión adicional sobre su decisión sobre el Ramadán. Un periódico de Arabia Saudí ha informado que un alto funcionario local está proponiendo darle un pedazo de tierra en la ciudad más sagrada del Islam, La Meca, o construirle una mezquita con su nombre como recompensa por ser nombrado Jugador del Año de PFA.

Lo último en Deportes