Inventos

La verdadera razón por la que se creó el carrito de la compra

carrito de la compra
Compras.

Los carros de la compra son un elemento imprescindible cuando tenemos que ir al mercado o al supermercado. Su uso está extendido por toda España, pero ¿sabes cuándo se originaron o quién los invento? De igual forma, ¿sabes por qué en los supermercados encontramos además carros que también son de ruedas? Descubramos ahora la verdadera razón por la que se creó el carrito de la compra.

Creación del carro de la compra

Seguro que cada vez que vas al supermercado a hacer la compra para toda la semana o para varios días, llevas tu propio carro de la compra elaborado en tela sobre una estructura metálica con ruedas y además, coges uno de los carros que suelen estar siempre disponibles a la entrada de los supermercados (dejando por cierto una moneda dentro para poder moverlo). Dos elementos que usamos casi sin pensarlo pero que fueron ideados en dos épocas distintas aunque con la misma motivación: facilitar que la gente comprara cada vez más.

En el caso del carrito de compra en el que metemos la compra cuando acabamos de hacer esta, tenemos que decir que es algo muy español. De hecho, fueron creados por el matrimonio Server-Pérez, que si bien se habían dedicado a la recogida de uva, iniciaron un negocio de capazos y de ahí fundaron Rolser, empresa que lanzó el primer carrito de la compra allá por la década de los 70 cuando a España llegaron los supermercados SPAR. De hecho, esta marca austriaca encargó a Rolser que creara una bolsa que sirviera para poder hacer la compra en sus establecimientos cuya novedad estaba en que los clientes podían autoabastecerse.

Lanzaron tres modelos de capazo de compra adaptados sobre una estructura que llevaba ruedas, y que se pusieron a la venta en los grandes almacenes de Galerías Preciados. De este modo, cambiaron la manera en cómo hacemos la compra ya que facilitaron muchísimo el transporte de los alimentos a la vez que permitían que pudiéramos hacer acopio de una mayor cantidad de productos.

¿Y el carrito del supermercado?

carrito de la compra

También fue un cambio el hecho de poder encontrar carritos de supermercado para poder ir colocando todos los artículos y productos que queríamos comprar. Un elemento que fue creado un poco antes que el carrito de Rolser. En concreto, el carrito del supermercado fue inventado por Sylvan Goldman en 1937.

Nacido en una familia de minoristas, Goldman tuvo una fortuna mixta como comerciante en la era de la Gran Depresión que siguió al desplome de Wall Street en 1929. Los niños iban a cuestas para moverse por el supermercado, con canastas llenas de productos. Al principio, puso a sus empleados por los pasillos de la tienda para que pudieran ayudar a los clientes con las canastas, pero eso no funcionó.

Entonces una noche que estaba mirando una silla plegable que tenía delant. tuvo la idea de colocarle una cesta en el asiento y otra debajo de la silla, luego imaginó las ruedas en las patas, y un asa en el respaldo. En dos meses nació el carro.

Desafortunadamente, sin embargo, el debut de su gran invento fue un fracaso. Los hombres eran demasiado orgullosos para admitir que necesitaban ayuda para cargar una canasta. Y las mujeres no iban a empujar un carrito después de años de empujar cochecitos.

Goldman no se desanimó y recurrió a un ingenioso truco de marketing : contrató a hombres y mujeres jóvenes y atractivos para que fingieran que empujaban el carrito por la tienda mientras (también fingían) compraban. A quienes persistieron en no usar el carrito, una azafata que estaba apostada afuera de la tienda, les señalaba que todos los demás los usaban, generando un efecto de emulación fenomenal.

Pasillos más anchos

¿Resultado? Para 1940, solo tres años después de su introducción, los carros de supermercado  se habían vuelto tan populares que las tiendas de comestibles en los Estados Unidos se diseñaron pensando en ellos con pasillos y puestos más espaciosos para almacenar grandes cantidades de alimentos.

A pesar del éxito del invento, el carro de Goldman no es como los que usamos hoy en día: la primera gran innovadora al respecto fue Orla Watson quien, en 1947, patentó el carro con cesta fija y con una abertura trasera para que pudieran deslizarse entre sí. También hubo una disputa en los tribunales entre los dos inventores.

Pero el carrito de la compra que todos conocemos, con una gran cesta con ruedas, no se introdujo hasta 1950. Y aparte de algunos retoques aquí y allá, como el asiento para niños, el mango de plástico y la ranura para meter una moneda, su diseño no ha cambiado mucho desde entonces. Y es probable que poco cambie en el futuro.

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias