Cuerpo humano

Qué es un quiste óseo

quiste óseo
Descubre qué es un quiste óseo

Descubre este saco anormal que se produce en los huesos

El quiste óseo se define generalmente como una bolsa o saco anormal formado por una membrana de tejido epitelial. Puede aparecer en cualquier parte del cuerpo y contener materia líquida o semisólida.

El quiste óseo, como su nombre lo indica, aparece en los huesos, aunque la pared del quiste esté formada por tejido óseo, que es un tipo de tejido conjuntivo, y no por tejido epitelial. Por ese motivo se definen más exactamente como pseudoquistes formados por cavidades o huecos en el tejido óseo llenos de líquido.

Las causas que los generan pueden ser muy variadas. Los quistes pequeños y poco numerosos pueden ser asintomáticos, pero a medida que aumentan de tamaño y número pueden producir complicaciones serias y hacer los huesos muy frágiles.

Quiste óseo: tipos

Existen varios tipos de quistes óseos y los tres más habituales son: quiste óseo unicameral, quiste óseo aneurismático y quiste óseo traumático.

Otros tipos de quistes óseos son el yuxtaarticular, el quiste epidermoide, los quistes calcáneos o los quistes subcondrales de la artrosis.

El unicameral es también llamado quiste simple, solitario, esencial o quiste benigno, y es que a nivel macroscópico tiene apariencia unilocular. Es decir, con una sola bolsa o cámara, aunque internamente pueden aparecer numerosos tabiques óseo incompletos.

Puede aparecer en cualquier parte del cuerpo, generalmente en el fémur; es más habitual en edad infantil y afecta más a niños que a niñas.

Aneurismático es el nombre adjudicado a este tipo de quiste que es muy confuso, ya que no se debe a un aneurisma y, como el resto de los quistes óseos, no es un quiste verdadero sino un pseudoquiste.

Se caracteriza por un tejido óseo poroso con numerosos huecos, muy similar a una esponja, relleno de sangre o de suero sanguíneo.

Aparece tanto en hombres como en mujeres con menos de 30 años y suele afectar la metáfisis de los huesos largos y a las vértebras.

El quiste traumático es también llamado quiste óseo hemorrágico y es un quiste óseo unilocular, tanto a nivel macroscópico como interno. Aparece de manera espontánea en los huesos de la mandíbula y en el maxilar. Afecta también, pero en menor medida, a los huesos largos y aparece generalmente en jóvenes y en muy poca proporción, en adultos.

Como ocurre con los demás quistes óseos, no se conocen con exactitud las causas que lo producen, pero la hipótesis más acertada es que aparecen tras un traumatismo y tras una resolución defectuosa de la hemorragia en la médula del hueso.

Lo último en Curiosidades