Borrasca Filomena

Qué peligros corre tu hogar a causa de la nieve y cómo evitarlos

La acumulación de nieve en zonas como el tejado, las antenas de televisión o aparatos de aire acondicionado pueden ser todo un peligro por el riesgo de hundimiento o rotura.

peligros nieve
Dejar que la nieve se acumule en el hogar puede ser todo un peligro

El caos vivido en las últimas 48 horas por culpa de la borrasca Filomena y la nieve que ha cubierto buena parte de España, es algo histórico que vamos a recordar siempre, pero a pesar de bellas estampas, divertidos vídeos o incluso imprudencias cómo hacer guerras de bolas cuando todavía estamos en estado de alarma, no hemos de pasar por alto el riesgo que supone la acumulación de nieve en las terrazas de las casas, así como a la entrada o en zonas en las que es mejor retirar esa acumulación. Veamos a continuación, qué peligros corre tu hogar a causa de la nieve y cómo evitarlos.

Qué peligros corre tu hogar a causa de la nieve y cómo evitarlos

peligros nieve

A pesar de que en algunas zonas en cotas altas de nuestro país, están más que acostumbrados a la nieve, lo ocurrido en los últimos días ha provocado que la nieve nos pillara prácticamente por sorpresa por el simple hecho de no estar preparados para recibirla. Por ello emociona tanto salir a la calle y comprobar que la entrada de casa tiene más de dos palmos de nieve, pero lo cierto es que son muchos los problemas que conlleva este fenómeno. Desde el peligro de romper las antenas hasta el hecho de provocar (como ya está pasando) el hundimiento de tejados, o que se acaben partiendo y cayendo tejas o los canalones, por no hablar de la problemática de quitar toda la nieve acumulada cuando apenas se tienen medios.

¿Qué podemos hacer? Veamos punto por punto de qué manera la nieve puede afectar en nuestro hogar y las distintas soluciones que tenemos al respecto.

Quitar la nieve en balcones, terrazas y tejados

Los tejados están siendo los más afectados por la nieve estos días. Puede que las tejas estén preparadas para soportar grandes trombas de agua, pero en el caso de la nieve, cuanta más se acumule, más peso tendrá que soportar el tejado y dependiendo de dichas tejas y de su armazón es posible que se acabe hundiendo.

No podemos permitir entonces dejar que la nieve se vaya acumulando en el tejado de casa, sino que debe retirarse de forma paulatina y con ello que podemos ir descargando el peso acumulado.

De igual forma deberemos proceder con la acumulación de nieve en las terrazas, los balcones y los canalones. Nunca dejemos que se vaya acumulando a la espera de que se derrita una vez deje de nevar porque puede suponer un peligro de hundimiento y más cuando se trata de las canalizaciones que ante el riesgo de congelamiento, posiblemente se acaben rompiendo.

El Código Técnico de Edificación indica que la sobrecarga de nieve para zonas por debajo de 1.000 metros es de 100 kg/m2; de modo que a partir de los 80 centímetros de nieve acumulada ya podemos comenzar a preocuparnos así que si en tu casa se supera esa acumulación es mejor que actúes cuanto antes.

Quitar la nieve de cornisas, aparatos anclados a la fachada y piscinas de las terrazas

No dejemos que la nieve se acumule tampoco sobre las cornisas, voladizos y aparatos anclados a la fachada, es decir, los aparatos de aire acondicionado, dado que podrían caer y ser un riesgo para las personas. Al margen de retirar esa nieve, se recomienda además consultar a profesionales cualificados para que evalúen y comprueben el estado real de las edificaciones, una vez haya pasado el temporal.

Por otro lado, no debemos olvidarnos de las piscinas portátiles que muchas personas tienen en la terraza de los edificios en los que viven ya que según Consejo General de la Arquitectura Técnica de España  se pueden convertir en grandes cargas en estas infraestructuras.

¿Qué hacemos con los carámbanos de puertas y ventanas? 

En muchas casas la acumulación de nieve ha dado paso a que se formen estalactitas en forma de carámbanos en los bordes de las ventanas y de las puertas. Aunque seguramente nos parecen algo precioso, lo cierto es que pueden ser también un peligro para la integridad de los transeúntes que pasen por debajo de nuestra ventana, ya que se corre el riesgo que alguno se descuelgue, caiga y acabe impactando en el suelo o mucho peor, golpeando a alguien. Procuremos quitarlos (aunque sin golpear y dejar caer, sino colocando debajo algún recipiente para que caigan dentro) o en el caso de estar muy pegados, derretirlos con un poco de agua caliente.

Quitar la nieve de la entrada de garajes y de encima del coche

En el caso de que la entrada al garaje de casa haya quedado cubierta de nieve, tenemos que retirar esta con la ayuda de una pala y después, tirar sal para que no pueda volver a producirse una nueva acumulación. 

Y en el caso de los coches aparcados en la calle, habrá que ir retirando la nieve a medida que se vaya acumulando, algo que pocos habrán podido hacer si bien la gran mayoría habrá encontrado como su coche estaba prácticamente enterrado bajo la nieve. En ese caso, tendrás que usar una pala para retirar la nieve alrededor del coche, y después, ir quitando la nieve con la ayuda de un cepillo para nieve, un rascador y mucho esfuerzo. No esperes que la nieve desaparezca por sí sola, dado que la acumulación en zonas como el motor o las ruedas puede ser todo un riesgo una vez hayamos conseguido que el coche quede libre de nieve y nos pongamos de nuevo en carretera.

Quitar la nieve de las antenas de televisión

En el caso de las antenas de televisión, es importante comprobar su estado después de que haya nevado ya que si se acumula mucha nieve, o dejamos que esta se vaya derritiendo sobre la antena, puede que afecte a sus cables y en definitiva a su buen funcionamiento. Además, mucha nieve acumulada puede hacer también que se parta o mucho peor, que se acabe cayendo con el riesgo que eso supone para la integridad física de quienes pasen por debajo. No dejemos entonces que la nieve se quede en la antena mucho tiempo y quitémosla cuanto antes.

Cuidado con el peso de las ramas de los árboles

En el caso de tener un jardín y que este cuente con algún que otro árbol es necesario vigilar la nieve acumulada sobre las ramas de estos e ir retirándola, ya que posiblemente alguna que otra rama ceda ante el peso y acabe cayendo. Si el jardín es cerrado y el árbol no da hacia fuera no hay tanto problema ( ya que únicamente deberemos vigilar que no corra peligro nuestra propia integridad), pero si las ramas caen hacia fuera y pasa gente o hay coches aparcados cerca, entonces sí que se corre el peligro de que las ramas puedan lastimar a alguien o algo.

Cuidar las plantas del jardín

Ante la alerta de que llegaba la borrasca Filomena, seguramente mucha gente protegió a sus plantas y flores del jardín cubriendo con una capa de mantillo, pero en el caso de que la nieve haya comenzado a caer y veas que las plantas corren peligro, debes ir eliminando, con la ayuda de una vara, la nieve a medida que se va acumulando. De todos modos en este caso, siempre puedes dejar que se acumulen 5 o 6 cm de nieve ya que esta servirá para proteger a la planta de la helada y además para que vaya almacenando agua de la que alimentarse.

Y por último, es importante que si hay mucha nieve acumulada en la zona en la que vives, procures quedarte en casa todo lo posible y en el caso de tener que salir hacerlo con la ropa de abrigo adecuada y muy importante con un calzado apropiado para andar por la nieve.

Lo último en Curiosidades y noticias increíbles

Últimas noticias