Alimentos

¿Qué diferencia hay entre infusión y té?

Té e infusión

Solemos utilizar infusión y como sinónimos. Pero, ¿realmente son lo mismo? Pues bien, lo cierto es que no. Para empezar, podemos decir que todos los tés son infusiones, pero no todas las infusiones son tés. ¡Vamos con la explicación!

Fue Shen-Nung quien «inventó» el té. Un día se sentó debajo de un árbol para hervir agua, cuando unas hojas del árbol cayeron al agua. Probó la bebida y descubrió sus propiedades, tras lo cual compartió su descubrimiento con la población.

Té e infusión

Todos los tés se elaboran a partir de la planta Camelia Sinensis, la cual contiente teína. Por el contrario, las infusiones se elaboran a partir de otras plantas distintas a la Camelia Sincencis, que no contienen teína ni ningún otro estimulante, como por ejemplo la manzanilla o la melissa.

Teniendo esto en cuenta, el té es un tipo de infusión por el proceso de preparación con agua caliente. Ahora bien, en los tés se espera a que el agua hierva, mientras que en las infusiones se utiliza agua muy caliente, pero sin llegar a hervir.

Propiedades

El té es rico en antioxidantes que previenen el envejecimiento de la piel y las células y combaten el daño oxidativo de los radicales libres. Además, fortalece el sistema inmunológico y evita la retención de líquidos. Las hojas de Camelia Sinensis, sobre todo las del té verde, son una fuente muy rica en L-teanina, un aminoácido que mejora la respuesta del organismo ante situaciones de estrés.

En cuanto a las infusiones, las hay de diferentes tipos, cada una con sus propiedades:

  • Infusiones herbales: tal y como su propio nombre indica, se obtienen de plantas o hierbas, siendo las más conocidas la manzanilla y la hierbabuena. Son muy beneficiosas para el aparato digestivo.
  • Infusiones florales: se elaboran a partir de plantas o flores, como la flor de jazmín.

Modo de preparación

Tanto el té como la infusión se preparan con agua, pero de una manera distinta. En el caso de la infusión, el agua debe estar muy caliente, pero sin haber alcanzando el punto de ebullición. En el té, las hojas de la planta Camelia Sinensis se añaden al agua hirviendo.

Tiempo

En lo que respecta al tiempo de preparación, el té rojo, blanco y verde se infusiona durante aproximadamente dos minutos. El té azul requiere tres minutos, y el té negro cuatro minutos. Las infusiones requieren mucho más tiempo, de entre cinco y ocho minutos.

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias