Historia

Las mayores bibliotecas destruidas en la historia

bibliotecas destruidas
Conoce las mayores bibliotecas destruidas en la historia

Viajamos a Bagdad o Antioquía a través de sus antiguas bibliotecas

Las guerras, las catástrofes naturales y el fanatismo ideológico han provocado grandes pérdidas para la humanidad, como las grandes bibliotecas destruidas, magníficos templos y centros de conocimiento y sabiduría del mundo antiguo que se perdieron para siempre.

Por ejemplo, la Biblioteca de Celsus (Celso), fue uno de los edificios más extraordinarios del Imperio Romano y considerada la tercera biblioteca más grande del mundo, después de la biblioteca de Alejandría y de Pérgamo. Tenía una capacidad para almacenar 12.000 pergaminos.

Gran parte de la Biblioteca fue destruida por un incendio alrededor de 262 a. C, causado por un terremoto o por la invasión de los godos en el 267 o 268 a.C. Además de la biblioteca, fue destruida una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo, el Templo de Artemisa de Éfeso.

Otras magníficas bibliotecas destruidas en la historia

La Casa de la Sabiduría (Bagdad) también desapareció. En la Edad de Oro Islámica en Bagdad, desde el siglo IX hasta el siglo XIII, existió un centro de encuentro de eruditos cristianos, judíos y musulmanes llamado así.

Fundada por el califa Harun al-Rashid, no fue solamente una enorme biblioteca considerada con la mejor selección de libros del mundo, sino un centro de trabajo donde se traducían libros al idioma árabe, se debatían ideas y se daban contribuciones sobresalientes a la ciencia.

En 1258 los mongoles invadieron Bagdad y el ejército de Hulagu Khan destruyó todas las bibliotecas de la ciudad, incluida la Casa de la Sabiduría.

Alrededor de 221 a. C, fue encargada la construcción de la Biblioteca Real de Antioquía por Antíoco el Grande, en la ciudad grecorromana de Antioquía, al poeta griego Euforión de Calcis, quien fue su bibliotecario hasta su muerte.

Antioquía era una ciudad considerada en ese momento la capital cultural del mundo antiguo, incluso más que Grecia, por eso se considera que esta es una de las mayores bibliotecas destruidas de la historia.

Fue destruida en el 363 d. C por el emperador cristiano Joviano, por considerar que tenía demasiada literatura "profana".

El Institut für Sexualwissenschaft (Instituto de Investigación Sexual en Berlín), uno de los primeros institutos de investigación en sexología inaugurado en Alemania en 1919, fue uno de los objetivos de los nazis y una de las bibliotecas destruidas más importantes para la ciencia.

El Instituto era una fundación sin fines de lucro con una enorme biblioteca de investigación, un gran archivo y varias divisiones médicas, psicológicas, de consejería en matrimonio y sexo. Su fundador fue uno de los primeros en defender los derechos de los homosexuales.

Los estudiantes, reclutados por el partido nazi, saquearon la biblioteca el 6 de mayo de 1933 y quemaron sus libros y archivos públicamente.

Temas

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias

. . . . . . . . .