Cultura olmeca: historia y características

Cultura olmeca: historia y características
Cultura olmeca: historia y características

La cultura olmeca se considera como la primera de todas las mesoamericanas. No obstante, esté dato no está claro del todo, aunque se tiene por precursora de otras culturas precolombinas, como la maya, la tolteca o la azteca.

El nacimiento y desarrollo de esta cultura norteamericana tuvo lugar en el periodo que va de 1500 a 1200 a.C. aproximadamente. Fue ahí cuando comenzaron a perfeccionar las técnicas agrícolas. De esta forma vencieron las hostilidades del terreno y empezaron a desarrollar poblaciones en gran número.

Tras estos avances agrícolas, su mejora económica mejoró, puesto que podían manejar bien ambientes de sequía e inundaciones. Crearon sistemas de acueductos y se expansionaron por todo el territorio de Norteamérica, construyendo grandes ciudades y centros ceremoniales entre las zonas del golfo de México y Tabasco.

Características de la cultura olmeca

Existen muchos detalles que caracterizan a esta cultura, por ejemplo, que logró sobrevivir durante más de 1000 años, entre el 1500 y el 400 a.C. No obstante, su gran auge tuvo lugar aproximadamente durante el año 800 a.C. Además, todavía sobrevivió en fase de decadencia hasta el año 100 a.C., en una época conocida como Olmeca III.

Aunque fueron buenos cazadores y pescadores, su principal habilidad económica se centraba en la agricultura, ya que supieron aprovechar los ríos y las lluvias abundantes de la zona en que habitaban. Además, también eran buenos comerciantes con los pueblos vecinos.

La sociedad olmeca estaba muy estratificada, con una minoría que ostentaba grandes privilegios sociales y políticos. En esta clase se encontraban a los grandes guerreros y a los sacerdotes. No obstante, la gran mayoría eran campesinos que vivían en sus aldeas cultivando la tierra. Por otro lado, las mujeres se centraban preferentemente en hilado y fabricación de utensilios de barro.

Políticamente, formaban una sociedad teocrática liderada por un jefe supremo y sacerdote. Y es que la religión politeísta en la que adoraban a diversas imágenes divinas, principalmente el jaguar, era la base de la organización administrativa de todos los territorios, diseminados en tribus bajo el mando de un líder llamado Chichimecatl.

Hoy día todavía podemos visitar diversos restos que quedan de la cultura olmeca en México. Se conocen centros ceremoniales y ciudades importantes en zonas como San Lorenzo, Manatí o La Mojarra.

Los olmecas desarrollaron un sistema de escritura jeroglífica, siendo la más antigua en lograrlo en el Hemisferio Occidental. A día de hoy encontramos restos y ejemplos, así como de calendarios, usos de números como el 0 e incluso elementos astronómicos.

Se considera que esta cultura desapareció por rivalidades que generaron guerras que destruyeron las ciudades, que fueron abandonadas por la población.

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias