Comidas

Cómo calmarnos cuándo comemos picante

Existen diversos remedios para evitar que los alimentos piquen tanto.
Cómo calmarnos cuándo comemos picante

Existen diversos remedios para evitar que los alimentos piquen tanto, e incluso, poder comer antes y durante este tipo de comida.

Tras una comida picante y especialmente si no estamos acostumbramos solemos notar un fuerte ardor y quemazón en la boca y en el cuerpo. Nos suele picar fuertemente y todo son incomodidades. Que suceda todo esto es por la capsaicina, un alcaloide que suele estar presente en ciertos pimientos picantes.

Existen diversos remedios para evitar que los alimentos piquen tanto, e incluso, poder comer antes y durante este tipo de comida. Pues se suelen añadir condimentos que contrarrestan este toque tan fuerte. Los conocemos.

Leche

Según un estudio de Penn State University, la leche puede ser buena para evitar que este tipo de comida pique tanto. La investigación pretendía descubrir cuál era la mejor forma de reducir la sensación de quemazón. Comprobaron que tanto la leche, como el agua mineral, la cerveza sin alcohol, y la leche descremada y entera redujeron la sensación de ardor de los efectos picantes. Pero las mayores reducciones en la quemadura fueron tras ingerir leche entera y leche descremada.

Yogur

Es otro alimento que también hace que las comidas picantes no lo sean tanto o al menos no lo notemos. En este caso, podemos ver como en muchos platos picantes se incorpora alguna salsa a base de yogur o nata.

Helado cremoso

Mientras que nuestro ardor puede mitigarse también con un helado cremoso que siempre ayuda. En diversos estudios se ratifica la idea de que tomar un helado de vainilla o de nata, por ejemplo, suele ser una perfecta solución para recuperar la boca tras habernos pasado un poco con el picante.

Alimentos dulces

Si lo que queremos es seguir comiendo picante, entonces aquellos alimentos algo dulces como el azúcar o la miel también van bien porque suelen equilibrar aquello más picante y de esta manera disminuye el ardor de nuestra boca.

Salsas agridulces

En cada cultura se puede añadir un sabor algo distinto si no estamos tan acostumbrados a la comida picante. Es el caso de algunos platos orientales que suelen llevar salsas agridulces, donde el vinagre y el limón son protagonistas para los occidentales o bien para aquellas personas que notan mucho más el picante.

Frutos secos

Si nos hemos pasado cocinando con el picante, entonces podemos añadir alguno de los productos vistos anteriormente y también frutos secos.

 

Temas

Lo último en Curiosidades