Colores

El color que vemos en la oscuridad no es negro

color pscuridad
Qué color se ve realmente en la oscuridad

Cuando cerramos los ojos vemos un color que habitualmente, para simplificar, llamamos negro pero que, sin embargo, no lo es. El tono oscuro que perciben nuestros ojos, de hecho, es el resultado producido por nuestro sistema visual que literalmente entra en confusión. Analizamos y damos respuesta a por qué el color que vemos en la oscuridad no es negro.

El color en la oscuridad no es negro

Sucede cuando, en el transcurso de la noche , por ejemplo, nos despertamos de repente en la oscuridad y abrimos los ojos. La oscuridad que nos rodea, la que no nos permite distinguir los objetos, tiene un nombre preciso y no es el que suele darse de  «color negro».

Ese tono se llama Eigengrau o Eigenlicht, un término del alemán que se puede traducir como ‘gris’ o ‘gris intrínseco’. No es negro, por tanto, sino un color que no tiene nombre correspondiente en otros idiomas pero que se identifica mediante un código hexadecimal absolutamente único , que es el #6151d (el negro, en cambio, es el #000000).

¿Qué es Eigengrau?

El lema fue introducido en el siglo XIX por el psicólogo Gustav Theodor Fechner, quien creía que su color era producto de la percepción de un ‘ruido visual’.

Este tono de gris muy oscuro está muy cerca del negro pero, con luz brillante, es más claro que el negro. Y su matiz también puede variar de persona a persona y con el tiempo. Eigengrau es, por tanto, un color inestable y está determinado por un fenómeno de la retina activado por diferentes conexiones cerebrales.

Incluso en la oscuridad, de hecho, y con los ojos cerrados, nuestro sistema neuronal mantiene en actividad algunos nervios visuales . Sucede, por tanto, que el cerebro no puede distinguir si esos nervios están trabajando con o sin luz . El color que percibimos, por tanto, es el resultado de las señales visuales que se envían y es en efecto un ruido, con un fondo de puntos blancos y negros en continua mezcla entre sí.

En resumen, cuando decimos que ‘vemos negro’ lo hacemos por generalizar o para que se nos entienda pero en realidad lo que percibimos como tal es una ‘ alucinación ‘ . En ausencia de luz, de hecho, no se reconoce ningún color verdadero y ni siquiera el negro, que sólo puede identificarse en presencia de brillo. Podemos concluir diciendo entonces que el Eigengrau es, en otras palabras, una ilusión o un error de nuestro sistema de visión.

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias