Coronavirus

5 errores que debes evitar al guardar la mascarilla

Colgar la mascarilla al cuello no es una buena idea

5 errores que debes evitar al guardar la mascarilla
Mascarillas

Las mascarillas se han convertido en una parte esencial de nuestro día a día por la pandemia del coronavirus. A estas alturas, la gran mayoría de nosotros tenemos claro cómo debemos ponérnoslas y quitárnoslas. Sin embargo, todavía hay muchas personas que cometen algunos errores a la hora de guardar la mascarilla. ¡Esto es lo que nunca se debe hacer!

Guardarla en el bolso o en el bolsillo

Un gesto muy habitual a la hora de quitarse la mascarilla en una terraza para comer o beber es el de guardarla directamente en el bolso o en el bolsillo. ¡Error!

Meterla en una bolsa de plástico

Tampoco hay que meter la mascarilla en una bolsa de plástico porque la humedad favorece en gran medida la proliferación de microorganismos. Lo mejor es utilizar una bolsa de plástico o de tela, o un estuche porta mascarillas.

Tocar la parte externa

Hay que tener muchísimo cuidado a la hora de ponerse y quitarse la mascarilla porque no se puede tocar nunca la parte externa. Hay que recordar que es precisamente esta tarde la que puede estar sucia, y potencialmente contaminada.

Llevar la mascarilla colgada del cuello

En las últimas semanas los colgantes para mascarillas se han puesto de moda como una buena solución para «guardarlas». Pero no son en absoluto recomendables. La mascarilla puede estar llena de potenciales patógenos que pueden adherirse a la ropa. Además, la parte interior queda expuesta, así que es muy peligroso.

Ponerla por debajo de la boca

Y, por último, nada de bajársela y ponerla en el cuello, ni tampoco subirla como si de una diadema se trata. Ni siquiera unos segundos. De esta manera, se corre el riesgo de que la mascarilla entre en contacto con una superficie contaminada.

Estos son los errores que nunca debes cometer al guardar la mascarilla.

Lo último en Curiosidades y noticias increíbles

Últimas noticias