Frases

Diógenes de Sínope: sus frases y reflexiones más importantes

Diógenes de Sínope
Descubre quien fué Diógenes de Sinope a través de sus mejores frases y reflexiones

Mucho se habla de los grandes filósofos de la antigua Grecia pero entre todos ellos hay uno que sin duda destaca sobre todos los demás por su excentricidad: el de Diógenes de Sinope. Maestro del histrionismo,  filósofo de la escuela cínica, ciertamente no le importaba burlarse de la arrogancia de Alejandro Magno y tampoco dudaba en burlarse de Platón con sus bromas y críticas a la Doctrina de las Ideas. Pero, ¿quién era este filósofo realmente capaz de enfurecer a sus contemporáneos y al mismo tiempo despertar su veneración? Lo conocemos a continuación con sus mejores frases y reflexiones más importantes.

Diógenes de Sínope: sus frases y reflexiones más importantes

Considerado como «el padre del cinismo», Diógenes de Sínope consideraba que la virtud del ser humano residía únicamente en la propia virtud, para lo que había de liberarse de cualquier lujo innecesario.

Para intentar educar en la esencialidad de la vida, Diógenes optó no solo por difundir su filosofía (con la que, junto con la de Antístenes, inició la corriente filosófica cínica) a través de la enseñanza en las calles sino también por realizar gestos simbólicos y llamativos con los que «mostrar» sus valores ideales. Así, decidió vivir prácticamente desnudo dentro de un barril abierto que pertenecía al templo ateniense dedicado a Cibeles y cuando vio a un niño bebiendo solo con sus manos destruyó lo único que poseía, un cuenco de madera, por considerarlo superfluo.

Se liberó de todo bien material tal como decía su pensamiento que hemos podido conocer gracias a Diógenes Laercio en su libro «Vidas, opiniones y sentencias de los filósofos más ilustres».

Conozcamos entonces algunas de las mejores frases y reflexiones de este filósofo:

  1. Lo hago, como los maestros de coro; Voy por encima del tono para enseñar a los demás a no quedarse abajo.
  2. Alabemos a los que desprecian la riqueza y tengamos cuidado de no imitarlos.
  3. Los oradores hablan de lo que es correcto y no se molestan en observar la justicia.
  4. Los astrónomos consideran el sol, la luna, las estrellas y descuidan lo que tienen a sus pies.
  5. Los gramáticos estudian las desafortunadas aventuras de Ulises y permanecen en la oscuridad sobre sus propias dolencias.
  6. ¿Por qué damos a los mendigos en lugar de a los filósofos? Esto se debe a que uno puede tener miedo de quedar ciego o cojo; pero, cuando uno no es filósofo, no tiene miedo de llegar a serlo.
  7. ¿Cuando casarse? Los jóvenes todavía no tienen que hacerlo y los ancianos nunca tienen que hacerlo.
  8. Las mordeduras más peligrosas son las del calumniador entre los salvajes y las del adulador entre los animales domésticos
  9. Los esclavos sirven a sus amos y los malvados a sus pasiones.
  10. Las personas que se entregan al lujo son como esas higueras que nacen al borde de los precipicios. No son los hombres los que recogen los frutos, sino los cuervos y los buitres.
  11. No hay leyes sin sociedad civil, ni sociedad civil sin leyes.
  12. El amor es la ocupación de los ociosos.
  13. Los buenos hombres son las imágenes de los dioses.
  14. La codicia es la metrópoli de todos los males.
  15. ¿De qué sirve un filósofo que no hiere los sentimientos de nadie?
  16. Es preferible consolarse que ahorcarse
  17. Otros perros solo muerden a sus enemigos, mientras que yo también muerdo a mis amigos con el fin de salvarlos
  18. Un pensamiento original vale mil citas insignificantes
  19. Los grandes son como el fuego, al que conviene no acercarse mucho ni alejarse de él
  20. No os preguntéis cómo sobreviviré sin mi esclavo, preguntad a mi esclavo cómo sobrevivirá sin mí
  21. ¿Por qué no castigar al maestro cuando el alumno se comporta mal?
  22. Ojalá que todos los árboles trajesen este fruto
  23. Cuanto más conozco a la gente, más quiero a mi perro
  24. Si tú aprendieras a comer lentejas no tendrías que ser sumiso y adular tanto al emperador
  25. El fundamento de cada estado es la educación de sus jóvenes
  26. La sabiduría sirve de freno a la juventud, de consuelo a los viejos, de riqueza a los pobres y de adorno a los ricos
  27. Gente mucha, personas pocas
  28. El único medio para que el hombre conserve su libertad es estar siempre dispuesto a morir por ella
  29. El insulto deshonra a quien lo infiere, no a quien lo recibe
  30. El único bien es el conocimiento, y el único mal la ignorancia
  31. Cuando estoy entre locos, me hago el loco
  32. Probablemente los asnos se rían de ti, pero no te importa. Así, a mí no me importa que los demás se rían de mí
  33. El placer es el bien soberano por el hecho de que desde su nacimiento , los seres vivos buscan el placer y huyen del dolor, una inclinación de forma natural y sin razonamiento .
  34. Se debe licitar la mano a sus amigos sin cerrar los dedos .
  35. ¡Ojalá fuera suficiente también con frotar tu vientre para dejar de tener hambre!.

 

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias