Fotogalería: así fue la última jornada profesional de la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid

Mercedes-Benz Fashion Week Madrid
Ver Galería
PINCHA EN LA FOTO PARA VER LA GALERÍA COMPLETA: Fotos: Patricia Nieto Madroñero

Juan Duyos celebró sus veinte años en la moda con veinte vestidos para diez «top» españolas que convirtieron la pasarela de la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid en una fiesta, un desfile emocionante con el que escribió una página en la historia de la pasarela madrileña.

Judit Mascó, Helena Barquilla, Marina Pérez, Cristina Piaget, Verónica Blume, Almudena Fernández, Vanesa Lorenzo, Madeleine Hjört, Laura Sánchez y Nieves Álvarez fueron las modelos «amigas e iconos» que eligió Juan Duyos, las grandes modelos españolas desde la década de los 80, para lucir sus diseños.

El diseñador Juan Duyos y la modelo Marina Pérez fueron galardonados con los premios L’Oreal a la mejor colección y a la mejor modelo de la Mercedes Benz Fashion Week Madrid (MBFWM). El premio al diseñador está dotado con una producción de moda en una revista de tirada nacional, mientras que el de la modelo con seis mil euros.

«Soy muy feliz cosiendo»

«No es una colección, son veinte vestidos hechos exclusivamente para ellas», explicaba Juan Duyos, explicando que es un «homenaje» a su trayectoria, a las mujeres que le han acompañado a lo largo de estos veinte años.

Dos décadas que le han permitido amar su profesión, «soy muy feliz cosiendo, mi rutina es fantástica», aseguró Duyos, quien reconoció que a lo largo de este tiempo, como una «montaña rusa», ha tenido «bajonazos» y también «subidones».

No es «consciente» de que han pasado veinte años. Comenzó con cierta rebeldía y modernidad junto a su socia Cecilia Paniagua, que falleció a una temprana edad, y ambos lograron éxitos y dieron frescura a la moda.

Después, en solitario, Juan Duyos ha demostrado que sabe hacer la cosas. Sobre la pasarela se han visto piezas de fiesta preciosistas, ricas en detalles como brocados, aplicaciones de abalorios y lentejuelas o bordados. Cada una de estas prendas la ha hecho pensando en la modelo que lo iba a llevar, «para resaltar lo mejor de cada una», ha desvelado Duyos.

Los diez primeros modelos, todos vestidos, salvo un esmoquin de lentejuelas, fueron blancos, unas propuestas que derrochaban vitalidad, frescura y alegría y que se conjuntaban con vistosos zapatos de la firma Custom&Chic.

Los otros diez, todos negros, un color que Duyos no suele utilizar, y que en esta ocasión contó con él con «la intención de cerrar una etapa, de subrayar mi historia», añadió el diseñador, que al final del desfile recibió un caluroso aplauso, con la gente en pie, incluida la bancada de la prensa.

En este día tan especial y de recuerdo y vivencias para el diseñador, Duyos lució una sudadera de su amigo y también compañero David Delfin, un guiño con el que le hizo presente, mientras el malagueño se recupera de su enfermedad.

La elaboración del champán como inspiración

El diseñador Juanjo Oliva llegó a la pasarela madrileña con la firma Oliva, la colección que ha diseñado para El Corte Inglés y con la que por primera vez presentó sus creaciones masculinas, un proceso en el que ha confesado que le «apetecía mucho» estrenarse.

Piezas en las que no ha querido definir un «género» para que puedan «comprarlas» ellos y ellas, y que calificó como «sencillas» con profusión de cortes militares para él y «prendas de sastrería» en la confección de ellas.

Una colección en tonos tierra, «mediterráneos», que recuerdan a especias de un bazar de Marraquech, como el azafrán, sin que falte el contraste del negro y el blanco.

Después, si Esther Noriega presentó «Voyage 360», una colección inspirada en el proceso de elaboración del champán que la diseñadora ha trasladado a prendas coloristas a través del empleo de tejidos brillantes y lentejuelas, una invitación a bailar con música ochentera, Jesús Lorenzo se inspiró en la mujer urbana y cosmopolita neoyorquina para confeccionar prendas de piel de aire deportivo.

Vistosos bordados por la mañana

Por la mañana, Alvarno, Jorge Vázquez y The 2nd Skin Co fueron los capitanes generales y presentaron su mejor artillería, prendas de alto voltaje, ultrafemeninas, aderezadas con vistosos bordados y sugerentes volantes.

A las órdenes de Arnaud Maillard y Álvaro Castejón, la firma Alvarno ejecutó una colección preciosista, en la que los abrigos de corte militar encabezan un ejército de prendas urbanas.

Con disciplina militar, Jorge Vázquez volvió a su niñez y recuperó la estética circense para emocionar, ilusionar y también hacer soñar a una mujer más joven, «queremos fidelizar la firma», contó el diseñador gallego momentos antes de comenzar el desfile.

The 2nd Skin Co. rompió el paso con un gran despliegue de tejidos como raso, mikado o brocado estampado con flores. Estos diseñadores pusieron sobre la pasarela una serie de vestidos envueltos en un lujo cándido y delicado que también han traslado a quimonos reinterpretados y pantalones anchos.

 

Lo último en Cultura

Últimas noticias