Un sindicato de enfermería denuncia a la Consejería de Barceló por falta de seguridad en los centros

Ximo Puig
Ximo Puig en las Cortes Valencianas en una imagen de archivo.

Un histórico sindicato que aglutina miles de enfermeros SATSE, originariamente Sindicato de Asistentes Técnicos Sanitarios de España, de ahí sus siglas, ha denunciado ante la Inspección de Trabajo y Seguridad Social a la Consejería de Sanidad valenciana, que dirige la socialista Ana Barceló en el Gobierno autonómico del socialista Ximo Puig. El motivo de la denuncia es el elevado número de contagios y re contagios entre el personal sanitario en este mes de enero.

Al evidente enfado de los médicos de Atención Primaria con la Consejería de Sanidad valenciana se le suman ahora nuevos problemas. SATSE, que representa a los enfermeros desde hace más de 40 años (se fundó en 1979), ha denunciado a la citada consejería ante la Inspección de Trabajo. Cree que no está aplicando todas las medidas a su alcance en la prevención de riesgos laborales frente a las infecciones de los trabajadores sanitarios, especialmente de las enfermeras. Este colectivo, según SATSE, acumula el mayor número de infectados, por encima de 6.000. Es decir, 3,5 de cada 10 profesionales infectados son enfermeras. Y según los datos que ofrece, estas cifras suponen un 204% más que la población en general.

El citado sindicato sostiene que sólo en la semana del 14 al 20 de enero se han infectado o re infectado 1.772 profesionales, de los que 661 son enfermeras. Y, entre las deficiencias que apunta, señala protocolos obsoletos en los equipos de protección individual, ya que mientras la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Ministerio de Sanidad recomiendan mascarillas FFP2 ante «la evidencia científica» de la transmisión aérea del covid, la consejería mantiene las mascarillas quirúrgicas como opción cuando no existe contacto con pacientes contagiados.

Dice que muchas de las consultas y salas de enfermería de los centros de salud, de las consultas externas, de los centros de especialidades y de los hospitales no cuentan con medidas de ventilación y renovación adecuada de aire. Apunta que hay accesos a centros sanitarios no controlados en cuanto a la exigencia de pedir el pasaporte covid a pacientes y acompañantes y que, en esos casos, sólo se solicita en los accesos a zonas de hospitalización y que tampoco se realizan pruebas PCR a quienes ingresan por patologías no covid, ya que sólo se llevan a cabo a quienes lo hacen por intervención quirúrgica.

Ante esta situación, SATSE solicita a la Inspección de Trabajo un mayor control de acceso a centros sanitarios de pacientes, ingresos y acompañantes. Pide, también, una modificación del protocolo para garantizar que se dote de mascarillas FFP2 a los profesionales en cualquier ámbito sanitario. Reclama que se introduzcan aparatos de aire con filtros HEPA en espacios cerrados y mal ventilados en los centros sanitarios y reforzar los servicios de prevención de riesgos laborales en los departamentos de salud para que evalúen e implementen estas medidas.

Lo último en Alicante

Últimas noticias