Oltra dice que pecó «de ingenua» sobre los abusos sexuales a menores ante su inminente comparecencia

Mónica Oltra, vicepresidenta primera del Gobierno valenciano.
Mónica Oltra, vicepresidenta primera del Gobierno valenciano.

La vicepresidenta primera y consejera de Igualdad y Políticas Inclusivas de la Generalitat Valenciana, que preside el socialista Ximo Puig, Mónica Oltra (Compromís) dice que en el caso de los abusos sexuales a menores que afectan a su consejería pecó de «ingenua». Las manifestaciones de Oltra se producen en vísperas de su inminente comparecencia, mañana, martes, en las Cortes Valencianas en la que debe explicar la resolución del defensor del pueblo valenciano a la queja abierta de oficio por esos abusos a menores tutelados, responsabilidad de la propia Oltra.

En sus manifestaciones, Oltra intenta en todo momento justificar por qué no actuó antes. Dice que desconocía lo que ocurría y alude a la falta de mecanismos de control, que según ella ahora sí existen. Se trata de manifestaciones que pueden marcar la línea de lo que será esa comparecencia inminente.

Inicialmente, el Partido Popular no había solicitado la comparecencia de Oltra. Exigía la de Ximo Puig. Y había reclamado también la apertura de una comisión de investigación por tercera vez en esta legislatura. En las dos ocasiones anteriores, los socialistas, Compromís y Podemos la rechazaron. Ahora, la petición del PP se produjo tras conocer la resolución del defensor del pueblo valenciano Angel Luna, que contenía los datos acerca de las denuncias presentadas por menores tutelados en régimen residencial y familiar por abusos sexuales entre junio de 2020 y junio de 2021, y que ascendían a 175. Sin embargo, en torno a 2 horas después de que el PP pidiese la comparecencia de Puig, Oltra presentó una petición para comparecer ella. Finalmente, la Mesa de las Cortes aceptó la comparecencia de Oltra, que se producirá mañana, martes, y rechazó que Puig compareciera.

En torno a esta cuestión, Oltra ha dicho que nadie desde la Presidencia de la Generalitat le dijo que se hubiera solicitado la comparecencia de Puig. Y ha justificado que ella quería comparecer desde una semana antes de presentar su petición, pero que la la mitad de su equipo estaba enfermo, lo que le obligó a retrasar la petición. Dice también haber tenido y tener una «muy buena» relación con el defensor del pueblo valenciano Angel Luna, al que, según ha dicho «le tengo afecto», a pesar de las fuertes críticas que realizó contra él en su día y que merecieron la respuestas del propio defensor.

En una entrevista concedida al diario valenciano Las Provincias, Oltra se ha referido también a la acusación de Luna acerca de los obstáculos que, a juicio del defensor, estaba poniendo la consejería de Oltra en la investigación que el defensor llevaba a cabo en torno a la gestión de los centros de menores. «Esa fue una apreciación muy subjetiva», ha dicho. «No es verdad» y ha criticado que el trabajo del defensor se utilice, según ella, de forma «muy torticera y espúrea», algo que no carga sobre las espaldas del defensor, «si no de quién lo falsea».

Oltra ha intentado justificar que tardara un año y medio en conocer los abusos a una menor tutelada y ha dicho que «ahora ya no es posible, pero entonces lo era porque había un sistema sin directrices». A raíz de este caso «del que además me entero como persona (el abusador era su ex marido) y no como consejera, nos dimos cuenta de que no había protocolos claros» y ha agregado que ella ha intentado «poner el orden». En un intento por justificarse más, Oltra sostiene como única autocrítica en aquel momento (2017) no haber creado la Dirección General de Infancia y Adolescencia como ente propio hasta agosto de 2016: «De haber sabido cómo estaba el tema…», añade.

Pese a dirigir la Consejería de Igualdad y Políticas Inclusivas desde 2015, Oltra se pregunta «¿cómo iba a imaginarme yo que no existía un protocolo de abusos sexuales? Era inimaginable. Pequé de ingenua, ¿cómo iba a creer que la infancia estaba así? Es la última defensa que tienen las criaturas». 

A este respecto, la entrevista también se hace eco de una circunstancia que ha generado que la Audiencia Provincial de Valencia ordenara reabrir hace unos días la causa que seguía un juzgado de Valencia contra profesionales y cargos de su consejería a los que la menor habría relatado que había sido objeto de abusos por parte del ex marido de la consejera sin que estos lo denunciaran. En concreto, los periodistas le dicen que las sentencias señalan que los profesionales no creen a la menor abusada. Y le preguntan cómo se puede tramitar un proceso en que los garantes no creen a la chica (la menor abusada). Oltra responde que «las periciales se hicieron y voy a defender siempre a esos grandes profesionales». Le preguntan también si alguien de su consejería, conociendo que el educador acusado de abusos a la menor guardaba parentesco con Oltra (era su ex marido) le podía haber evitado el tema adrede. Y ella responde que no es amiga de especulaciones, pero que también hubo otro caso en Segorbe, del que se enteró un año después y no había parentesco.

Las explicaciones públicas de Oltra, tanto del fin de semana como del pasado viernes, cuando dijo que no consideraba necesaria la apertura de una comisión de investigación porque la oposición contaba con toda la información, no han convencido al Partido Popular.

Sobre la Consejería de Oltra pesa también una investigación del defensor del pueblo de España, así como otra del Parlamento Europeo, que también investiga la gestión de la consejera en los centros de menores. También, el PP en el Congreso ha solicitado la apertura de una comisión de investigación. Quieren llegar hasta el fondo del asunto, tanto en su cuestión central, la desprotección de los menores que dependen de su consejería, como en otra serie de cuestiones como por qué acudió la menor abusada por el ex marido de Oltra esposada al juzgado. Con todo ello, la comparecencia de mañana de Oltra se prevé mucho más complicada de lo que ella misma pretende explicar.

Lo último en Alicante

Últimas noticias