Un trastorno directamente relacionado con la producción de la glándula tiroidea

Descubren el vínculo entre el tiroides y el síndrome de fatiga crónica

síndrome de fatiga crónica
Un trastorno cuatro veces más común en mujeres

Definido como una de las afecciones mas comunes del el mundo (17 millones de personas) el síndrome de fatiga crónica es una dolencia que provoca una fatiga extrema a la que se le unen dolor de articulaciones y continuas jaquecas. Sin duda, una enfermedad de lo más molesta que es cuatro veces más común en mujeres que en hombres. También denominado encefalopatía miálgica (ME, en inglés), esta conocida afección puede generar problemas de memoria y suele desarrollarse en personas de entre 20 y 40 años. Una enfermedad que, debido a la falta de pruebas, era considerada un simple desorden psicológico. Hasta ahora.

Enfermedad real

síndrome de fatiga crónica
Una afección de lo más molesta

El paso de los años y el avance de las tecnologías permiten mejorar los diagnósticos de una medicina cada vez más avanzada en el ámbito del conocimiento. En este caso hablamos de estudio elaborado por un grupo de investigadores del University Medical Centre Groningen con el que se ha conseguido demostrar el vínculo entre el síndrome de fatiga crónica y el tiroides. En concreto, esta afección suele producirse cuando los niveles de triiodothyronine (T3) y la thyroxine (T4) son bajos. Es decir, las dos hormonas producidas por la glándula tiroidea. 

Cabe destacar que este no es la primera investigación que se da cuenta de la correlación existente entre el tiroides y el trastorno de fatiga. En el año 2016, un estudio realizado por el Centro de Infecciones e Inmunología de la Universidad de Columbia, encontró las primeras evidencias de los que se define actualmente como una enfermedad biológica. Es importante señalar que queda mucho camino por recorrer para descubrir las causas reales de esta relación. No obstante, los datos están ahí, ya que los niveles de triiodothyronine (T3) y la thyroxine (T4) son mucho más bajos en las personas que sufren este tipo de síndrome.

El experimento

síndrome de fatiga crónica
La importancia celular del tiroides

Con la finalidad de demostrar sus hipótesis, los investigadores realizaron un experimento con un total de 300 pacientes que padecían el ME desde hace menos de tres años. Unos voluntarios de los que analizaron los datos y posteriormente compararon con una muestra similar de individuos sanos de distintas edades. Los resultados fueron determinantes, ya que los pacientes que padecían el trastorno mostraron un aumento de cotiquinas e interferon gamma, dos moléculas vinculadas con el tiroides que suelen experimentar cambios por medio del síndrome de fatiga crónica.

Lo último en Ciencia

Últimas noticias