Animales

¿Cuáles son las criaturas invasoras más peligrosas para los ecosistemas?

criaturas invasoras
Descubre las especies que más amenazan a los ecosistemas

Cada ecosistema en la Tierra tiene sus propias reglas . Una perturbación dentro de estos ambientes tan delicados, de hecho, podría ser perjudicial para la homeostasis del ecosistema mismo, destruyendo rápidamente las posiciones dominantes de las especies de plantas y animales. A lo largo de la historia, sin embargo, algunos animales, insectos o plantas «alienigenas» han invadido áreas donde antes no existían. Estas invasiones muy a menudo resultan en la subversión de las jerarquías ambientales , donde los habitantes indígenas (es decir, originarios de ese lugar), se encuentran frente a criaturas nunca antes vistas, resistentes o incluso más agresivas. Como puedes imaginar, entonces, los depredadores pueden convertirse en presas y las especies que invadieron el área pueden convertirse rápidamente en dominantes. Descubre ahora cuáles son las criaturas invasoras más peligrosas para los ecosistemas.

Criaturas invasoras peligrosas

Muchas veces esta dominación por parte de algunas criaturas o especies traduce en un crecimiento descontrolado, precisamente por la falta de depredadores, que permite a los invasores aumentar su número exponencialmente, creando daños que también pueden tener efectos sobre los humanos , de forma más o menos indirecta. Vemos una clasificación de las criaturas invasoras más terribles que han conquistado nuevos territorios.

Sapo de caña o sapo gigante

Rhinella Marina es originario de América Central y del Sur y fue introducido en varios países del mundo (Florida, Filipinas, varias islas japonesas, el Caribe y Hawái) por agricultores ingenuos que creían que el sapo de caña acabaría con las plagas locales . Obviamente, esta elección ciertamente no fue una de las más prudentes, especialmente por cómo ha evolucionado la situación.

En primer lugar porque las toxinas de la rana matan a los animales que intentan comérselas, pero también porque cada hembra pone miles de huevos cada año multiplicándose de una forma realmente increíble . Uno de los casos más sensacionales ciertamente ocurrió en Australia, donde se introdujeron 102 sapos de caña en 1935 para luchar contra el escarabajo de caña Greyback . Unos 80 años después, en 2010, el número de estas criaturas creció exponencialmente: 1.5 millones de sapos por un millón de kilómetros cuadrados .

Australia no tiene depredadores ni enfermedades que puedan mantener bajo control a los sapos de caña y, por esta razón , su número se ha descontrolado. La llegada de los sapos de caña ha provocado el declive de varias especies, mientras que su impacto en muchos otros ecosistemas australianos aún no se ha entendido por completo.

Mosquito tigre

A muchos les costará creerlo, pero Aedes albopictus ocupa el segundo lugar en la lista de las 100 peores especies invasoras . El mosquito tigre, originario de Asia, se ha extendido prácticamente por todo el mundo: Europa, África, Oriente Medio y Estados Unidos, primero en Hawái, y luego también migró a Estados Unidos continental en 1985 procedente de Japón con un cargamento de neumáticos. .

El mosquito también se encuentra entre las criaturas más peligrosas, porque transmite el virus del Nilo Occidental y la fiebre del dengue. Al igual que otros seres de esta lista, el mosquito ha aprovechado el transporte comercial humano para propagarse por todo el mundo.

Un verdadero peligro para los humanos, el mosquito tigre también es vector de virus como la fiebre amarilla, el virus Chikungunya y el virus Usutu , que causan fiebre y erupciones en la piel.

Miná común

El Miná común, o Acridotheres tristis , es un ave originaria de Asia y ocupa el primer lugar en la lista de las 100 peores especies invasoras . Al igual que el sapo de caña, estas criaturas se introdujeron intencionalmente en Fiji a fines del siglo XIX para controlar plagas en los cultivos de caña de azúcar, para transformarse con el tiempo de aliados en verdaderos enemigos.

En su zona de origen se alimentan de insectos que amenazan los cultivos, mientras que en las zonas que han invadido dañan los bananos, papayas y otros cultivos que son una fuente de ingresos necesaria para los agricultores rurales. Estas criaturas son muy territoriales, hasta el punto de destruir los huevos puestos por otras aves nativas de Fiji. Además, de nuevo con este fin, tienden a crear numerosos nidos, con el fin de reducir el espacio de anidación disponible para otras especies.

Como si eso no fuera suficiente, matan polluelos de otras crías y ahuyentan a otras aves de las fuentes de alimento, a veces solo para entretenerse. En 2019, el ave se agregó a la lista de especies invasoras de interés para la Unión Europea y se puede encontrar en España, Portugal y también se han introducido en Francia.

Chinche asiática

Esta criatura también se extendió desde Asia al resto del mundo. Originarios de la parte oriental del continente, los insectos de mármol , o Halyomorpha halys , se descubrieron por primera vez en Pensilvania en 1998, pero probablemente llegaron unos años antes en alguna expedición no documentada. Desde entonces, la criatura se ha extendido a 34 estados en el noreste de los EE UU, la región del Atlántico Medio y el noroeste del Pacífico.

Las chinches se comen todo y son insectos verdaderamente destructivos: en 2010, el 18 % de la cosecha de manzanas del Atlántico Medio fue destruida por estas criaturas y, de hecho, pueden causar grandes daños al cultivo de frutas. En EE. UU., las chinches tienen pocos depredadores naturales.

Avispones gigantes asiáticos

Esta e otra especie originaria de Asia que ha invadido Estados Unidos en los últimos años . El insecto, se supone, llegó dentro de un barco de contenedores y se dirigió al estado de Washington. La criatura, llamada » avispón asesino «, se ha ganado este macabro apodo porque es un despiadado asesino de abejas. Son capaces de matarlas por decapitación y en pocas horas pueden exterminar una colmena entera. Sólo las abejas japonesas han encontrado un método para acabar con estas asesinas, que es envolviendo al invasor y calentándolo hasta los 50°C.

Lo último en Ciencia

Últimas noticias