Parto

Técnicas para relajarse durante el parto

Conoce las mejores técnicas para relajarse durante el parto como la música de relajamiento, los masajes, recurrir al agua e incluso a los besos.

música de relajamiento
Descubre las mejores técnicas para relajarse durante el parto

La relajación es una de las claves para poder dar a luz. Cuando se produce el parto es algo difícil que la madre esté relajada pero existen varias técnicas como la música de relajamiento, que si se pueden aplicar, ayudan a crear un ambiente en el que los padres puedan estar tranquilo para dar a luz sin estrés y sin miedos.

Conocido como el dolor más insoportable del mundo, la sensación dolorosa del parto puede minimizarse si la mujer embarazada puede mantener la mente tranquila. En opinión de los expertos, la clave para disminuir la sensación de dolor al dar a luz es la relajación, la cuál se puede lograr con técnicas que son fáciles de aplicar.

Técnicas para relajarse durante el parto

música de relajamiento

Como decimos, varias son las técnicas a las que recurrir durante el parto con el fin de que la madre se sienta más a gusto, de modo que te las contamos para que puedas comenzar a aplicarlas cuando llegue el momento de dar a luz.

Masajes

Una de las técnicas más simples para relajarse durante el parto son los masajes, que pueden ser realizados por cualquier persona, como el futuro padre o de aquellos que permanecen cerca de la madre durante el parto. Así, por ejemplo, se puede recurrir a la "contrapresión", presionando firmemente la parte dolorosa . O puede trabajar en la planta del pie : presionar con los pulgares en todo el arco plantar favorece, de hecho, la relajación.

Estas manipulaciones se pueden practicar tanto cuando se siente el dolor, como para contrarrestarlo durante los descansos, para inducir una relajación más profunda y permitir un mejor manejo de la contracción posterior.

Música

Otra técnica es la de recurrir a la música de relajamiento. Podemos elegir una melodía que nos transporte o también sonidos que nos relajen (como el canto de unos pájaros o el sonido del mar) y ambientar el lugar en el que se está dando a luz. De este modo, la madre se sentirá más a gusto y relajada.

Agua

Durante el parto, el poder analgésico del agua puede ser particularmente valioso. Si hay una bañera en el hospital , puedes solicitar meterte dentro, aunque sea por poco tiempo. En ausencia de algo mejor, puedes usar la ducha o, nuevamente, usar bolsas de agua caliente para aplicar en el área del sacro. De hecho, el agua libera la tensión muscular y promueve la relajación. Y cuanto menor sea la resistencia del cuerpo, menor será el dolor. Además, la mayor distensión favorece la producción espontánea de endorfinas, las hormonas del placer que se oponen a la acción de la adrenalina, que se libera en situaciones de tensión y miedo.

Respiración

La respiración es importante tanto en la fase de dilatación como en la de expulsión. Durante la primera parte del trabajo de parto es útil expulsar la mayor cantidad de aire posible . De esta forma, se logra una mayor relajación del tejido y se activa el sistema nervioso parasimpático, que abre, expande y relaja el cuerpo. Pero también el uso de la voz. Puede promover la respiración adecuada y, por lo tanto, la relajación muscular a través de una especie de "masaje" causado por el movimiento del diafragma. Tanto es así que, por casualidad, los gritos y las vocalizaciones a menudo son utilizados espontáneamente por las madres durante la fase expulsiva. No debemos avergonzarnos de ello, por el contrario, pero recuerda que se requieren voces más profundas que, al causar una vibración en el nivel abdominal, permiten que la energía y la fuerza del empuje se dirijan hacia abajo.

Besos

Aunque parezca algo absurdo, un buen beso puede servir a la madre para que se relaje durante el parto. Si la persona más adecuada para estar presente en el momento del parto es tu pareja, podéis sentiros libres para expresar vuestras emociones. Piensa que su contacto puede tener un efecto analgésico muy poderoso . Pero para que esto suceda, incluso en pleno parto es importante crear una cierta intimidad . Cada pareja tiene su propia forma emocional de relajarse, que es diferente de la de los demás. Pero el beso funciona para todas . Trata de creer lo que te decimos: besarse apasionadamente entre una contracción y otra también relaja la pelvis y el perineo.

Lo último en Bebés

Últimas noticias