Salud

Orzuelo y chalazión en los niños: similitudes, diferencias y tratamientos

Descubre cuáles son las similitudes y diferencias, y cuál es el mejor tratamiento para un orzuelo y para un chalazión.

orzuelo
Descubre las diferencias y similitudes entre el orzuelo y el chalazión

Los orzuelos son algo que enseguida identificamos. Muchas veces debido a una infección o también por alergia, los niños pueden sufrirlos pero en ocasiones es posible que esa hinchazón y picor que siente tu hijo o tu hija en el párpado no sea un orzuelo y sí un chalazión, así que os hablamos de estas dos dolencias del ojo, con sus similitudes, diferencias y tratamientos.

Orzuelo y chalazión: Similitudes y diferencias

La aparición de una herida en el párpado, la hinchazón de este, el enrojecimiento y la sensibilidad a la luz, pueden parecer síntomas típicos que todos y no solo los niños, hemos tenido cuando nos ha salido un orzuelo, debido a una lesión bacteriana infecciosa, pero lo cierto es que dichas molestias también pueden indicar la presencia de otro problema.

Estamos hablando del chalazión que aunque es similar a un orzuelo, no suele aparecer debido a una infección bacteriana. En este caso, tenemos que hablar de un proceso inflamatorio que causa la obstrucción del canal de salida de una glándula sebácea. Este bloqueo conduce a la formación de un quiste o nódulo con mucho líquido.

Orzuelo

En el caso de que se produzca un orzuelo en el ojo, este se produce debido a una infección bacteriana de las glándulas. Similar a un grano hinchado, el orzuelo se suele ubicar en la base de las pestañas, y tiene una pequeña pústula (pus).

En general, los primeros síntomas suelen ser enrojecimiento, sensibilidad y dolor en el borde del párpado. Posteriormente, aparece una pequeña área redondeada, hinchada y sensible. El ojo puede además tener sensibilidad tanto a la luz como al agua.

Cuando aparece un orzuelo, notamos que solo una parte del párpado está hinchada, pero a veces la hinchazón puede extenderse en toda su longitud. En la mayoría de los casos, también se suele apreciar un punto amarillo en el centro de esta región, generalmente en el borde de los párpados.

Su duración suele ser de varios días aunque entre el segundo y cuarto día, el grano de pus suele liberarse y el problema acaba por desaparecer. En principio no es algo grave o que deba preocuparnos, pero en algunos casos, sobretodo en niños muy pequeños puede dar fiebre y escalofríos.

Chalazión

Como ya hemos avanzado, a diferencia del orzuelo, el chalazión es una inflamación causada por un canal de secreción de glándulas sebáceas obstruido, por lo que acaba formándose un quiste con líquido.

Nada más formarse, el párpado se hincha rápidamente, además de ponerse rojo. Normalmente se manifiesta también con cierto dolor, pero estos síntomas desaparecen en unos días y entonces dan paso a un volumen redondo e indoloro en el párpado, que crece lentamente en la primera semana.

A veces, el chalazión se desarrolla hasta el punto de ejercer presión sobre el globo ocular, causando una ligera visión borrosa. También puede aparecer un área gris o rojiza debajo del párpado.

Es importante tener en cuenta que la recurrencia de chalaziones puede indicar algún defecto refractivo del ojo. Por esta razón, es esencial buscar ayuda médica.

orzuelo

Tratamientos

Ya veis que a pesar de tener síntomas similares, el chalazión y el orzuelo son dos cosas distintas, por lo que requieren distintos cuidados. En el caso de sufrir cualquiera de estas dos dolencias, lo mejor es visitar a un oftalmólogo para que diagnostique correctamente que es lo que tenemos.

A partir del diagnóstico podremos recibir el mejor tratamiento, pero para que sepáis como proceder en ambos casos os explicamos qué es lo mejor para aliviar la dolencia en cada caso.

Tratamiento del orzuelo

En caso de orzuelo es no apretar la glándula infectada ya que de hacerlo es posible que la infección se acabe extendiendo por todo el ojo. El mejor tratamiento de todos es la aplicación de compresas calientes cuatro veces al día. Dichas compresas se hacen mediante el uso de gasas esterilizadas y remojadas en agua previamente hervida para evitar la contaminación.

Gracias al calor de la gasa, podremos favorecer la maduración, la ruptura y el drenaje espontáneo del orzuelo. Para casos de orzuelos externos, que no mejoran con este tratamiento, es posible que el oftalmólogo recomiende hacer un drenaje quirúrgico.

En algunos casos se administran antibióticos, especialmente cuando hay una infección que rodea el ojo o cuando hay orzuelos internos después de la cirugía, aunque es raro que se se receten ya que el orzuelo en sí mismo desaparece al poco de haberse manifestado.

Tratamiento del chalazión

Un chalazión suele desaparecer de forma espontánea  en unas pocas semanas. Aplicar compresas tibias durante 15 minutos cuatro veces al día y masajear ligeramente la lesión también ayuda a reducir la hinchazón y facilita el drenaje del líquido atrapado en el canal de la glándula afectada.

Para los casos en los que no hay mejoría o para aquellos con recurrencias frecuentes, el oftalmólogo puede optar por una intervención quirúrgica para su aprobación. En este procedimiento se invierte el párpado, se incide verticalmente el quiste y se cura su contenido.

Cuando hay una lesión cerca del punto de rotura, se prefiere la inyección de esteroides en el sitio, que se mide con altas tasas de éxito y evita riesgos. Si no hay respuesta, se puede administrar una segunda inyección después de dos semanas.

Lo último en Bebés

Últimas noticias