Alimentación infantil

Niños que no quieren comer : 10 consejos efectivos para que coman

No debemso ceder ante los niños que no quieren comer. De hecho debemos ser firmes y tener una actitud calmada para que el niño acabe comiendo.

niños no quieren comer
Consejos para conseguir que los niños coman

Muchos son los padres o familias que tienen la misma discusión casi a diario cuando llega la hora de comer o la de cenar. El niño o niña se niega a comer lo que le ponemos en el plato o se ha convertido en un «sibarita» que solo acepta comer los menús que le gustan, pero se niegan a comer aquellos que detesta e incluso a probar cosas nuevas. Veamos ahora cómo lidiar con niños que se niegan a comer a través de diez consejos que son realmente efectivos.

Niños que no quieren comer : 10 consejos efectivos para que coman

niños que no comen

Tener un hijo o hija que se niega a comer, puede ser una situación tan frustrante que puede que finalmente los niños acaben ganando la partida ya que los padres tienden a ceder , pero lo cierto es que debemos mantenernos firmes y más si tenemos en cuenta que la alimentación infantil debe ser variada, con todo tipo de alimentos y potenciando aquellos que tienen el mayor número de vitaminas y nutrientes.

No olvidemos además que el éxito de la alimentación de nuestros hijos radica también en que reciba educación alimentaria, es decir que la alimentación se desarrolle  lugar en un clima pacífico y respetuoso.

Podemos así aplicar estos diez consejos que van a ayudar a que tu hijo coma de todo, incluso lo que no le gusta.

  1. No te pongas ansioso con las comidas y no obligues al niño a comer. Persuadirlo o chantajearlo no sirve para que coma más. Lo mejor es ponerle el plato y dar ejemplo comiendo a su lado. En el caso de que no quiera comer, no hagas nada, que el niño vea que le retiras el plato, pero sin que obtenga otra cosa. Mantén una actitud seria para que el niño vea tu decepción. Puede que el primer día decida no comer y no verse afectado, pero seguro que el segundo, con la misma actitud, se lo pensará dos veces.
  2.  No permitas que el niño coma entre comidas. De esta manera, el niño aprende que no puede comer entre horas o que no puede llenarse de «picoteo» para luego no comer.
  3. Sirve la misma comida para todos los miembros de la familia. De este modo, el niño verá que también nosotros comemos verdura o que comemos cosas que no nos gustan o no nos gustan tanto pero que nos alimentan y nos aportan vitaminas.Preparar solo los alimentos que le gustan solo empeora el problema.
  4. Recompensa al niño por lo que come: a los pequeños les gusta ser el centro de atención. En cambio, evita los juicios negativos hacia los niños que no comen.
  5. A la hora de introducir nuevos alimentos, será bueno que los preparemos combinados con otros que el niño ya conozca.
  6. Ha que la hora de comer sea agradable. De modo que no pongas la tele porque el niño se puede distraer, o no dejes que hayan peleas en la mesa porque provocarás que entre gritos y peleas el niño no coma.
  7. Confía en el niño y llévalo a hacer la compra, explicando de dónde provienen los alimentos comprados juntos y cómo se cocinan.
  8. Si rechaza el plato después de haberlo probado, no te preocupes: es posible que no tenga hambre . En este caso, retira el plato sin comentarios y pasa directamente al segundo plato. El niño se quedará con hambre y es posible que te pida ese primer plato más adelante.
  9. Ve de forma positiva cada pequeño paso adelante: incluso el niño cambiará su actitud si mamá y papá están relajados .
  10. Ocasionalmente puedes sorprender al niño con aquella comida que le gusta. 

Lo último en Bebés

Últimas noticias