Embarazo

Dolor de espalda durante el embarazo: Cómo prevenir y cómo tratar

Dolor de espalda durante el embarazo: Cómo prevenir y cómo tratar este dolor recurrente en muchas mujeres embarazadas pero que podemos eliminar fácilmente.

Qué hacer con fiebre durante el embarazo

Tener dolor de espalda durante el embarazo es algo de lo más normal, pero dependiendo del peso que estemos cogiendo y la fase de embarazo en la que nos encontremos, es posible que este dolor se vuelva intenso e incluso constante. Veamos ahora algunos remedios y trucos para prevenir y tratar el dolor de espalda.

Dolor de espalda durante el embarazo

espalda

Durante el embarazo se producen varios cambios en el cuerpo de la mujer, no solo hormonales y emocionales, sino también físicos, especialmente cambios posturales. La fase genera algunas molestias muy típicas del embarazo : el crecimiento del bebé aumenta el peso de la mujer, causando una incidencia frecuente de dolor de espalda y otras regiones del cuerpo.

Es natural que la mujer embarazada sufra cambios en su cuerpo para acomodar y alimentar al bebé (cambio en el centro de gravedad, rotación de la pelvis, aumento de la curvatura lumbar y mayor elasticidad de los ligamentos), y si las estructuras corporales no están bien preparadas para estos cambios. , el dolor es inevitable, especialmente en la espalda baja. Estas reacciones dolorosas también pueden provenir de tensiones musculares, debido a desviaciones posturales ya existentes o adquiridas durante el período gestacional. Veamos entonces cómo se pueden tratar y evitar los dolores de espalda mientras estás embarazada.

Cómo evitar y tratar dolores de espalda en el embarazo

Estos cinco consejos que os vamos a dar a continuación, lograrán no solo que no sientas dolor de espalda, sino que lo aliviarás bastante en el caso de que ya lo estés notando.

  1. A la hora de acostarte, lo mejor es que te coloques de lado y que además, te pongas una almohada entre las piernas para aliviar la presión en la parte posterior. Si además tu embarazo ya está avanzado, podrás descansar mejor el peso de la barriga y no notarás dolor en la parte de la espalda cuando despiertes.
  2. No debes cargar peso, pero si has de coger algo del suelo por ejemplo, primero es mejor que te coloques en cuclillas, lleva el peso cerca de su cuerpo y luego lo levantas lentamente con la fuerza de su pierna.
  3. Al estar de pie, es importante que mantengas las piernas ligeramente separadas y las rodillas ligeramente dobladas. Esto disminuye la curvatura lumbar y evitará que durante el día la espalda se resienta.
  4.  Sentarse fuerza la columna más que estar de pie. Así que siempre siéntate sobre los isquiones, los huesos puntiagudos debajo del trasero.
  5. Por último, un buen ejercicio, que al instante mejora el dolor, es la contracción del músculo transversal alrededor de la zona lumbar y el abdomen. Localiza los huesos de su cadera y desliza un dedo hacia el centro del abdomen. Para encontrar este músculo, tose, porque da un ligero rebote. Contrae el músculo como si estuvieras sosteniendo el pipí. Haz este movimiento 15 veces. Luego repite esta serie dos veces más.

Lo último en Bebés

Últimas noticias