Navidad 2019

Cómo vivir la magia de la Navidad con los niños

Cómo vivir la magia de la Navidad con los niños de forma especial y cómo lograr que los niños sientan esta época como una de las más especiales.

magia Navidad
Cómo hacer que los niños vivan la magia de la Navidad

La Navidad es, sin duda, la fiesta favorita de los niños. Pero para muchos padres se ha convertido en una fiesta en la que los niños parecen estar más centrados en pedir regalos y consumir que en vivir el auténtico espíritu navideño. Veamos a continuación, una serie de consejos para saber cómo vivir la magia de la Navidad de los niños.

Da la sensación que en el pasado, la Navidad era un momento mágico, envuelto en un halo de misterio para los niños. Pero lo cierto es que en la actualidad, los niños parecen estar saturados con tanto regalo y promoción, de una Navidad globalizada que parece estar perdiendo todo su simbolismo.

Cómo vivir la magia de la Navidad con los niños

magia navidad

Los niños más pequeños viven las primeras navidades con mucha ilusión, pero a medida que crecen es normal que los niño se vean tan saturados por todo lo que se promociona la Navidad, con imágenes constantes de Papá Noel, los Reyes Magos y elementos navideños que puede llegar a darse el caso de que el niño acabe realmente harto de esta época y los padres decepcionados, porque no pueden hacer sentir que el niño se identifique con una época mágica y llena de ilusión.

Si esto es lo que le sucede a tu hijo, y notas que la Navidad para él no es más que pedir regalos, debes hacerle comprender que este es un periodo del año en el que todo puede pasar. Para ello es necesario que fantaseen y que de buenas a primeras, tengan dudas de si realmente Papá Noel o los Reyes Magos les van a traer lo que hayan escrito en su lista de regalos.

Para ello, los padres deben alimentar ese misterio y que mejor por ejemplo que dejar pistas por casa, como si Papá Noel, o alguno de sus renos hubiera estado en casa un par de días antes investigando para ver donde dejar los regalos, o escribir una carta y dejarla en el buzón de casa para que los niños piensen que uno de los pajes de los Reyes Magos, les ha respondido a su carta de regalos.

Son pequeñas cosas que podemos hacer para que los niños vivan la magia de la Navidad. Puede que con los más pequeños estas cosas tengan un efecto inmediato, pero ¿qué ocurre con los mayores? Podemos hacer otras cosas, como dejarles un adelanto de su regalo debajo de la almohada (quizás los cordones de unas zapatillas que han pedido, o tal vez la funda vacía de un videojuego), y seguro que entrarán a «jugar» con nosotros para crear sin duda, un ambiente mágico.

Por otro lado, podemos decorar la casa durante las Navidades, pero no tenemos porqué pasarnos. Si te dedicas a decorar toda la casa y pides a los niños que te ayuden, enseguida sentirán que es un trabajo demasiado largo y aburrido. Es mejor colocar un árbol, o un belén y decorar con algún que otro elemento y de este modo hacer que la actividad de la decoración sea algo que los niños deseen hacer cada Navidad.

En cuanto llegue la noche antes de Navidad o la noche de Reyes, debes acostar temprano a los niños, haciendo que dejen un poco de leche y galletas para Papá Noel o los reyes magos, pero además debes decirles que no es seguro que les traigan todo lo de la lista. De este modo los niños dormirán pensando en qué van a traerles y nosotros como padres, no tenemos porqué saturar al niño con multitud de regalos.

Otra de las cosas que puedes hacer es llevar a los niños a un mercado navideño tradicional. Uno que no sea muy grande o uno que no venga de parte de un gran centro comercial en el que todo sean marcas. Un pequeño mercado navideño, con su encanto, sus luces y el olor de los árboles naturales, provocará que el niño sienta la magia de la Navidad de inmediato.

En cuanto a los regalos en sí, puede que pidan algo que deseen con muchas ganas, pero si tenemos oportunidad, será bueno que apostemos por juguetes que sirvan para estimular la creatividad y evitar productos que diferencien a hombres y mujeres.

Por último, aprovecha el día de Navidad, no solo para centrarte en la comida familiar, dejando a los niños solos con sus juguetes, aprovecha para jugar con ellos y verás como disfrutan mucho más de lo que le hayan traído los Reyes.

Lo último en Bebés

Últimas noticias