Embarazo

¿Cómo combatir la celulitis durante el embarazo?

celulitis embarazo
Descubre de qué modo puedes combatir la celulitis durante el embarazo

La gestación se caracteriza por grandes cambios físicos que pueden conducir a la aparición o incluso al aumento de la celulitis. La temida piel de naranja es, de hecho, provocada por varios factores que incluyen cambios hormonales, un estilo de vida sedentario y aumento de peso. Por lo tanto, no es de extrañar que sea bastante común enfrentarse a la celulitis durante el embarazo. Veamos específicamente cuáles son las causas y qué se puede hacer para contrarrestar su aparición.

Cómo combatir la celulitis durante el embarazo

En primer lugar, para combatir la celulitis, es necesario comprender cuáles son los factores que la desencadenan durante la gestación. Como anticipábamos, uno de los factores que influye en la celulitis es el aumento de peso. Normalmente debes evitar las dietas drásticas que provocan cambios de peso rápidos y repentinos, pero durante el embarazo el aumento de peso es fisiológico, por lo que desde este punto de vista no se puede hacer mucho. Otro factor que contribuye a esta condición es la retención de agua, incluso en este caso el aumento de líquidos está ligado al propio embarazo. Tampoco olvidemos que un estilo de vida sedentario y los cambios hormonales pueden contribuir a la celulitis.

Celulitis en el embarazo: ¿cómo deshacerse de ella?

Existen varios remedios posibles para la celulitis en el embarazo que se pueden poner en práctica de forma segura. El primer consejo útil para prevenir y reducir los efectos de la celulitis es beber mucha agua (suele recomendarse un litro y medio o dos de agua al día), de esta forma se combate la retención de agua y en consecuencia también se puede reducir la celulitis. Eso sí, también hay que cuidar la nutrición y además de las precauciones válidas para la dieta durante el embarazo, te recordamos aumentar las raciones de frutas y verduras y reducir la sal que contribuye a la retención de líquidos.

Como sabes, la actividad física en el embarazo en la medida adecuada no solo no está prohibida, sino que se recomienda, siempre que respetes los ritmos correctos y no realices actividades que requieran un esfuerzo excesivo. Por último, también sería conveniente dejar de lado los tacones altos por un tiempo y preferir zapatos más cómodos. En cambio, en lo que respecta a tratamientos , lodos y cremas anticelulíticas siempre es bueno consultar con tu médico antes de recurrir a este tipo de remedios, prestando especial atención a los productos que contengan cafeína.

Lo último en Bebés

Últimas noticias