Embarazo

Bañarse en el embarazo: ¿es seguro o es mejor ducharse?

bañarse en el embarazo
Pautas para bañarse en el embarazo
×

Este artículo de OkSalud ha sido verificado para garantizar la mayor precisión y veracidad posible: se incluyen, en su mayoría, estudios médicos, enlaces a medios acreditados en la temática y se menciona a instituciones académicas de investigación. Todo el contenido de OkSalud está revisado pero, si consideras que es dudoso, inexacto u obsoleto, puedes contactarnos para poder realizar las posibles modificaciones pertinentes.

Durante el embarazo muchas son las dudas que pueden surgir, algunas de ellas que tienen que ver con cuestiones que hasta la fecha eran algo habitual. Por ejemplo ¿se puede tomar café? o ¿se puede teñir el pelo? La cuestión del baño es también algo que preocupa bastante teniendo en cuente que muchas veces se dice que es mejor evitar bañarse en el embarazo ya que no es para nada seguro, pero ¿es esto cierto? Y de serlo ¿por qué motivo?.

Bañarse en el embarazo

A pesar de que puede que alguien te haya dicho que no puedes darte un relajante baño durante el embarazo, lo cierto es que esta acción no está para nada prohibida, aunque eso sí, debe realizarse con cuidado.

Entonces, bañarse en el embarazo es algo del todo posible aunque tenemos que fijarnos en que el baño sea breve y no demasiado caliente. El motivo no es otro que evitar que la temperatura de nuestro cuerpo aumente más de la cuenta, algo que puede pasar fácilmente si nos metemos en una bañera llena de agua caliente durante más de 10 minutos.

Esta es la creencia o lo que de hecho suelen advertir los profesionales. Sin embargo, no hay pruebas suficientes sobre este tema, aunque según la literatura publicada, parece que el aumento de la temperatura corporal puede causar un mayor riesgo de anomalías congénitas y abortos espontáneos.

La temperatura correcta para bañarse durante el embarazo

Es poco probable que pueda tomar un baño tan caliente que ponga en riesgo a su bebé. Pero para estar seguro, pruebe la temperatura del agua con el antebrazo o la muñeca antes de entrar. Debe ser agradable y no quemar. Si le preocupa, también puede usar un termómetro de baño para determinar la temperatura del agua que no debe sobrepasar los 36 grados.

Algunas futuras madres temen que el agua del baño pueda entrar en el útero y dañar a su bebé en desarrollo . Afortunadamente, tu bebé está protegido dentro del útero, el cuello uterino y el saco amniótico. Entonces tu bebé está completamente separado del agua en la que se está sumergiendo. Además, un baño es una excelente manera de calmar los músculos adoloridos y aliviar el estrés durante el embarazo.

Usa una alfombrilla antideslizante para no caerte

Otra preocupación es resbalarse y caerse cuando sale del baño. A medida que crece la barriga durante el embarazo, el centro de gravedad cambia y puede ser más fácil perder el equilibrio y caerse. Se recomienda entrar y salir de la tina lentamente y usar una alfombra antideslizante en el baño para evitar caídas.

Procura mantenerte lejos de jabones perfumados

El uso de fragancias fuertes o productos de baño con muchos productos químicos o colorantes puede hacerte más propensa a la irritación vaginal durante el embarazo . Se recomienda evitar jabones fuertes y productos de baño fuertemente perfumados. Si te gusta la aromaterapia, puedes utilizar velas perfumadas.

Lo último en Bebés

Últimas noticias