Verano

Aburrimiento de los niños en verano: consejos para padres

aburrimiento niños
Descubre de qué modo lidiar con el aburrimiento de los niños en verano
×

Este artículo de OkSalud ha sido verificado para garantizar la mayor precisión y veracidad posible: se incluyen, en su mayoría, estudios médicos, enlaces a medios acreditados en la temática y se menciona a instituciones académicas de investigación. Todo el contenido de OkSalud está revisado pero, si consideras que es dudoso, inexacto u obsoleto, puedes contactarnos para poder realizar las posibles modificaciones pertinentes.

Estamos en plena época de vacaciones de verano y aunque los niños seguro que pondrán reticencias para volver a la escuela cuando llegue septiembre, también es cierto que habrás vivido días en los que no paraban de quejarse de cuánto se aburrían. Puede que la primera hora en la playa o en la piscina les distrajera, pero la vuelta a casa o hacer actividades vacacionales es para ellos un suplicio por lo que debemos saber cómo lidiar con la situación. Hablemos ahora sobre el aburrimiento de los niños en verano y cuáles son las pautas a aplicar para hacerle frente.

Aburrimiento de los niños en verano

Los largos días sin clases ni deberes, fuera de las actividades que les gustan, como los deportes extraescolares, o los talleres a los que los apuntamos, pueden hacer que los niños se aburran pero no sólo eso, sino que también se irriten,  haciendo la vida imposible a los padres, quizás sabiendo que en breve llega la vuelta al cole y al trabajo y es mejor disfrutar.

¿Cómo comportarse entonces? Según los expertos en psicología infantil, el aburrimiento no siempre es malo para los niños, sino todo lo contrario. Aquí hay algunas sugerencias sobre cómo lidiar con él y cómo ayudar a los niños a superarlo o usarlo a su favor.

Con más tiempo libre , es común que los niños se aburran en verano .  Se duerme más, se juega más, se pasa más tiempo delante de la televisión o del ordenador, aunque no se deba, pero llega un momento en el que los niños también se cansan de sus juegos o actividades favoritas.

El aburrimiento como vía de escape

No es necesariamente malo. Desde hace años, los expertos en pediatría y los psicólogos infantiles tienden en cambio a fomentar el aburrimiento en los niños , como un espacio recuperado para la creatividad y la imaginación . No es bueno, en efecto, que el día de un niño esté tan lleno de compromisos como el de un adulto. Los niños necesitan tiempo entre actividades y también necesitan tiempo perdido , el tiempo en el que dejar de pensar y aburrirse. Dejar espacios y tiempos vacíos también es una forma de dar libertad a los niños, sin estar continuamente presionado por compromisos y horarios, que en cambio puede hacer que los niños se vuelvan ansiosos.

Las carreras de casa a la escuela y luego en las actividades de la tarde, como deportes o cursos extraescolares, asedian a los niños durante todo el año. En verano es bueno dejarlos libres, para tomar un respiro y gestionar el día con autonomía . Esto también les ayuda a crecer y administrarse libremente. Realizar actividades desorganizadas y permitir más tiempo para relajarse es una actividad con la que muchos niños ya no están familiarizados, debido a sus apretadas agendas.

Darles más tiempo libre y más espacio es una oportunidad preciosa para ayudarlos también a conocerse mejor y ser más independientes. Es precisamente durante el aburrimiento que el niño aprende qué actividades le dan mayor satisfacción, aprende a tomar acción para llevarlas a cabo y superar las frustraciones. Al hacerlo, el niño adquiere nuevas habilidades y aprende a organizar su tiempo por sí mismo.

Organiza alguna actividad divertida

Si, por el contrario, los niños no soportan el aburrimiento y se vuelven irritables o temperamentales, existen varias estrategias para ayudarles a superarlo. En primer lugar, se necesita más atención y participación de los padres. De hecho, son los padres quienes deben intervenir si el niño está demasiado aburrido, triste e incapaz de organizar su tiempo. Involucrarlo en alguna actividad que le guste , jugar con él es una gran manera de superar la frustración del momento. No se debe dejar solos a los niños, especialmente cuando son pequeños. Incluso la sola presencia de los padres puede ser un estímulo y un consuelo.

Incentiva su creatividad y haz que esté a gusto

También es necesario proporcionarles herramientas que ayuden a su creatividad, como hojas, lápices y colores para dibujar y colorear, piezas para hacer construcciones, incluso libros para leer u observar las figuras para los más pequeños. El ambiente en el que se encuentran, entonces, debe ser acogedor y hecho a su medida, como enseñó la gran pedagoga María Montessori . Sólo en un entorno hecho a medida el niño se siente a gusto y se anima a experimentar y explorar, incluso en casa, y vivir experiencias gratificantes .

No los dejes solos

También es importante que los niños estén en compañía , porque en parejas, tríos o en pequeños grupos son capaces de organizarse mejor y aprovechar el tiempo libre para jugar juntos y realizar actividades compartidas.

No recurras a las pantallas

Los expertos en psicología infantil desaconsejan el uso de la pantalla , ya sea la tele o el ordenador , para hacer pasar el aburrimiento a los niños. Porque estar frente al televisor o la computadora significa permanecer en una actitud pasiva que no ayuda, mientras que el aburrimiento es una oportunidad para reaccionar y pasar a la acción . Para que el niño se vuelva activo, es importante que los padres lo ayuden y estimulen, indicándole las actividades que puede realizar : como leer, dibujar, jugar al aire libre.

Lo último en Bebés

Últimas noticias