PRIMERA DIVISIÓN / JORNADA 38

Un recuerdo que vivirá para siempre

Los 1.200 mallorquinistas que siguieron el partido en El Sadar se quedan con una experiencia única

482 llegarán de madrugada a Palma, pero con la alegría de haber vivido el partido de la permanencia

El resto emprenderá el viaje de regreso por diferentes vías o incluso se quedará en la península

Fue uno de los desplazamientos más importantes de la historia reciente del Mallorca

Real Mallorca
Los aficionados del Mallorca, en El Sadar

Un recuerdo que vivirá para siempre. Eso se llevan de Pamplona los 1.200 mallorquinistas que han tenido la oportunidad de vivir el decisivo triunfo ante Osasuna que ha dejado al Mallorca en Primera División. 482 de ellos regresan a Palma esta madrugada, los demás lo harán por diferentes medios, incluso muchos de ellos se quedarán en la península, ya que de allí es de donde venían. Para todos, sin excepción, será un día inolvidable.

El mallorquinismo ha protagonizado en Pamplona uno de los desplazamientos más importantes de la historia contemporánea del club. La afición respondió a la llamada del equipo y de la mano de Air Europa, que realizó un enorme esfuerzo poniendo a su disposición tres aviones para efectuar el traslado desde Palma hasta Vitoria, ciudad desde la que se desplazaron a Pamplona, a donde llegaron a primera hora de la mañana.

A lo largo de toda la jornada las imágenes de confraternación entre las aficiones de Mallorca y Osasuna fue recurrente. Se creó un ambiente espectacular y eso se dejó ver luego en el estadio de El Sadar, donde se logró evitar un recibimiento hostil. Al final Osasuna no regaló nada, pero tampoco complicó demasiado las cosas, y eso era precisamente lo que se buscaba.

Lo último en OkBaleares

Últimas noticias