BALEARES

A prisión el okupa de Palma que ha tirado por la ventana a otro hombre por celos

El okupa de Palma había sido detenido dos días antes por agredir a su pareja

Palma ventana
Javier, el okupa argentino detenido por tentativa de homicidio en Palma de Mallorca.
Ángel Moya

El juez ha enviado a prisión provisional incomunicada y sin fianza al okupa de origen argentino de 31 años que tiró por la ventana a otro joven por celos en Palma de Mallorca. El agresor había sido detenido sólo dos días antes por la Policía acusado de maltratar a su pareja, también incriminada en los hechos. Además, el encarcelado cuenta también con varios antecedentes previos por otros delitos.

Los hechos se remontan a la pasada madrugada del domingo. Esa noche, Diego de 28 años, había conocido a una mujer rubia en una discoteca de Palma que le invitó a acompañarla a su casa. Una vivienda okupada de la calle . Los dos subieron hasta la casa pero Diego no sabía que dentro de la casa estaba la pareja de la mujer, un okupa argentino con el que se enzarzó en una pelea brutal.

El enfrentamiento, en el que el agresor utilizó una cadena para golpear con saña al joven, degeneró hasta el punto de que el okupa terminó agarrando a la víctima y le tira por la ventana delante de varios testigos que avisaron de inmediato a la Policía.

La mujer se negó a declarar

El joven está ingresado en la UCI del hospital Son Espases. Los servicios de emergencias le encontraron vestido tan solo con su ropa interior y la Policía no pasó por alto ese detalle. Allí mismo, la pareja del okupa confesó a los agentes que todo había sido debido a los celos de su ex pareja con la que seguía conviviendo en ese inmueble okupado al que llegaron hace seis meses.

Sin embargo, la mujer se negó posteriormente a declarar en comisaría para esclarecer los hechos. En cualquier caso, la Policía, gracias a los testigos y a la inspección de la vivienda, logró cerrar el caso y entregar al juez al sospechoso de arrojar a Diego por la ventana de su piso de Palma.

Junto a la víctima y a las personas que se encontraban en la calle, la Policía encontró al presunto agresor junto a la víctima. Según la Policía,  el agresor dio explicaciones contradictorias y concluyó que la víctima estaba en su domicilio y se había caído por una ventana. Allí mismo procedieron a su detención.

Robaron a la víctima

La madre de Diego, la víctima, confirma que su hijo no conocía de nada a ninguno de los dos okupas. La mujer se enteró de los hechos por la prensa, pero no fue hasta que a las 17:00 horas de la tarde del pasado domingo cuando le llamó la Policía para informarle del gravísimo estado en que estaba su hijo.

Los agentes no pudieron identificar antes a la víctima. Tras ser arrojado desde la ventana del cuarto piso en Palma, con la cadera rota, un golpe fatal en la cabeza y los pulmones encharcados, alguien le había robado la documentación y el teléfono.

Veinte okupas

Ahora, Diego está intubado en el hospital de Son Espases con su vida pendiente de un hilo. El okupa, por su parte, ha ingresado en prisión provisional a última hora del pasado martes acusado por el juez, de momento, de un delito de tentativa de homicidio.

No era la primera pelea que se registraba en el edificio, el inmueble es el hogar de más de una veintena de okupas de diferentes nacionalidades y escenario habitual de disputas de todo tipo, muchas motivadas por las drogas.

Lo último en OkBaleares

Últimas noticias