ayuntamiento de palma

Primeros seis millones para que la empresa municipal de limpieza de Palma genere y venda electricidad

En apenas cuatro meses Emaya ya lleva dos operaciones de endeudamiento con el mismo fin

Prevé que necesitará más de cien millones de euros para instalaciones fotovoltaicas y poder operar en el mercado

La empresa de limpieza de Palma, la quinta ciudad más sucia de España, se dedicará a vender electricidad

Emaya Palma electricidad
El presidente de Emaya, el concejal socialista, Ramon Perpinyà.

Primeros seis millones para que la empresa municipal de limpieza del Ayuntamiento de Palma (Emaya) genere y venda electricidad.

Aunque el nivel de eficiencia de la compañía a pie de calle es más que discutible si tenemos en cuenta que la capital balear es la quinta ciudad más sucia de España, la entidad pública empieza a dar sus primeros pasos en su nueva línea de negocio, y lo hace como suele ser costumbre en estos casos, suscribiendo una operación de endeudamiento de cuatro millones de euros, cantidad que hay que sumar a otros dos, aprobados en marzo.

Y es que además de producir gas y electricidad para abastecer a las instalaciones municipales, el concejal socialista, Ramon Perpinyà, quiere venderlo a particulares en una docena de electrolineras para el abastecimiento de vehículos eléctricos, en un proyecto a diez años vista con un coste estimado de más de cien millones de euros.

La operación de endeudamiento de cuatro millones, ya figura en el orden del día del pleno municipal que el Consistorio celebrará el próximo 30 de junio.

Aunque dentro de un año toca pasar por las urnas, y de ahí dependerá si hay o no una nueva dirección en Emaya que continúe o deseche esta aventura, Perpinyà solicitará que el pleno avale la segunda operación de endeudamiento en cuatro meses para este fin.

Todo ello con el objetivo, como reza el texto de la propuesta, de hacer frente a diversas necesidades en la actividad ordinaria de la empresa, y especialmente, en «la nueva actividad de generación y comercialización de energía, no sólo para operar en el mercado, sino también para ejecutar instalaciones fotovoltaicas, u otros instalaciones o para garantizar subvenciones».

Ya el pasado mes de marzo la empresa contrató una línea de avales por valor de dos millones de euros para atender las operaciones realizadas en este mercado de producción, pero como reconoce la compañía, se han quedado en nada.

«La actual situación del mercado eléctrico y el crecimiento previsto por Emaya con la comercialización de la energía eléctrica y de gas, hace que esta línea de avales este ya agotada y se requiera un aumento de la línea o suscribir una nueva».

Lo último en OkBaleares

Últimas noticias